La Rioja

Logroño, 14 feb (EFE).- La Junta de Gobierno Local de Logroño ha aprobado hoy el proyecto de reurbanización de la intersección de Vara de Rey con Duques de Nájera, último trámite municipal antes de que la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril licite las obras, con la previsión de que comiencen el próximo verano.

El portavoz del equipo de Gobierno Municipal, Miguel Sáinz, ha recordado, en rueda informativa posterior la reunión de la Junta, que el proyecto de que se desarrollará en este cruce es la denominada 'alternativa C', "fruto del consenso político con todos los Grupos y consultada con los vecinos".

El presupuesto ha sufrido una "ligera variación por indicaciones técnicas municipales" y pasa de 7,2 a 7,7 millones de euros, unos 436.000 euros más que se deben a "una corrección de precios y nuevas mediciones en firmes y pavimentos; mejoras en mobiliario urbano y jardinería; y un suplemento en el vallado, entre otras cuestiones", ha precisado.

Se trata de una actuación que mantiene un paso subterráneo de conexión este-oeste de Logroño y que supone el final de la primera fase del soterramiento de las vías del tren, unas obras que ha definido como "transformadoras e históricas, que permiten conectar barrios, unir vecinos y hacer más ciudad".

Las obras comenzarán el próximo verano y se ejecutarán a lo largo de 20 meses a través de cuatro fases, "a fin de causar las menores molestias posibles tanto a los vecinos como a todos los ciudadanos que transitan por la que es una de las principales arterias de la ciudad", ha informado.

Esta actuación será sufragada por la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril, excepto el incremento que implica la modificación según la 'alternativa C', que supone algo más de 1,3 millones que el Ayuntamiento y el Gobierno Regional asumirán a partes iguales.

El proyecto que ha aprobado la Junta de Gobierno consistirá en la construcción de un paso inferior de 80,67 metros de longitud, que permitirá la conexión de Duques de Nájera con Miguel Delibes; un tablero de 831 metros cuadrados de superficie; y una glorieta superior con dos carriles de circulación.

La calle Hermanos Hircio se prolongará hasta Belchite y en su encuentro con Pino y Amorena "se mantendrá la rotonda, que en un primer momento se había planteado como provisional durante el desarrollo de las obras".

Además, ha concretado que la prolongación de Pino y Amorena tendrá dos carriles en cada sentido con una mediana central, frente a los dos carriles sin mediana previstos inicialmente, con el objetivo de "ganar fluidez y seguridad en los giros en este punto y en la circulación de todo el entorno".

Otro de los elementos incluidos en el proyecto a solicitud de los vecinos es la remodelación del ramal de los primeros números de Duques de Nájera, a la que se le dotará de "un carácter semipeatonal, con pavimento al mismo nivel.

Las redes de servicios serán totalmente renovadas y se instalará nuevo mobiliario urbano, iluminación, jardinería y señalización.

Respecto a las fases en las que se desarrollarán las obras, ha recordado que la primera consistirá en la ejecución del tramo entre Hermanos Hircio, el ramal de Miguel Delibes y los más próximos a los números pares de Duques de Nájera, manteniendo el tráfico por el paso inferior.

La segunda fase supondrá la demolición del actual paso inferior y la urbanización de la zona de la plaza de Europa, por lo que se impedirá el tráfico subterráneo pero se mantendrá el del eje de Vara de Rey, conectando directamente la circulación de Duques de Nájera con él.

La tercera fase se centrará en la demolición del tablero de Vara de Rey, bajada del 'cajón' y construcción del nuevo paso inferior, que requerirá el corte de tráfico en la rotonda de Vara de Rey con Duques de Nájera; estas obras ha previsto que comenzarán en el verano de 2019.

La cuarta y última fase supondrá la reurbanización de la zona de Vara de Rey entre Duques de Nájera y Huesca con Pino y Amorena; además, las redes de servicios serán totalmente renovadas y se instalará nuevo mobiliario urbano, iluminación, jardinería y señalización, ha concluido.