La Rioja

Logroño, 8 dic (EFE).- El fiscal pide una pena de internamiento en un centro psiquiátrico por un tiempo de hasta 14 años para un hombre, enfermo de un transtorno paranoide, como acusado de un delito de asesinato en grado de tentativa contra su cuñado.

Los hechos sucedieron a finales de junio de 2016 y desde entonces el acusado, que será juzgado por la Audiencia Provincial de Logroño el próximo 18 de diciembre, permanece en prisión preventiva.

Según el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso EFE, el 29 de junio el acusado se encontraba en Calahorra en el domicilio de su madre -con la que convivía de forma temporal- junto a su hermana su marido y dos hijos menores de edad de la pareja.

En un momento dado de la noche, el acusado entró en la habitación en la que dormía su cuñado junto a uno de los niños, con un cuchillo de cocina.

Sin mediar palabra se abalanzó contra el hombre y le asestó hasta siete puñaladas en diferentes partes del cuerpo, algunas vitales.

Al escuchar los gritos del hombre, su mujer y su suegra entraron en la habitación, vieron a la víctima ensangrentada y lograron calmar al acusado, que dijo no acordarse de nada de lo que había pasado.

El acusado estaba diagnosticado de un trastorno esquizoafectivo y un trastorno paranoide que anulaba totalmente su capacidad congnitiva y volitiva, explica el fiscal.

El hombre apuñalado fue trasladado la hospital, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con heridas en diferentes zonas del cuerpo, algunas de las cuales le han dejado como secuelas cicatrices visibles.

El perjudicado, explica el escrito, no realiza ninguna reclamación contra el acusado.

El fiscal, por su parte, considera que estos hechos constituyen un delito e asesinato en grado de tentativa y también cree que concurre en este caso una circunstancia eximente completa de anomalía psíquica.

Por ello pide una medida de seguridad para el acusado que es su internamiento en un centro psiquiátrico por un tiempo de hasta 14 años.

Además, le prohíbe acercarse a su cuñado, o a su domicilio, lugar de trabajo o donde se encuentre, a una distancia no inferior de 50 metros, o comunicarse con él durante 5 años después de su salida o alta del centro psiquiátrico.