La Rioja

Logroño, 15 nov (EFE).- El Presupuesto General de la Comunidad Autónoma de La Rioja para 2018 recoge unos beneficios fiscales de 73,5 millones de euros, que beneficiarán a 129.232 riojanos, ha anunciado hoy el jefe del Ejecutivo riojano, José Ignacio Ceniceros.

"Seguiremos bajando los impuestos a ciudadanos y familias para seguir siendo la comunidad con menos impuestos de España", ha añadido el presidente de La Rioja, en una conferencia de prensa, en la que ha informado de la aprobación, por el Consejo de Gobierno, de los anteproyectos de Ley de Presupuestos y Medidas Fiscales de 2018.

En concreto, se aplicará una nueva rebaja de un 1% del IRPF, sobre todo, para los tramos de rentas medios y bajo; se incluirán nuevas deducciones a la familia, y se bonificará el 75% de la cuota del Impuesto de Patrimonio y hasta el 99% en sucesiones y donaciones.

La rebaja de 1 punto en el IRPF supondrá que 107.598 declarantes riojanos se ahorrarán unos 4,4 millones de euros, según recoge el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales.

Los tramos afectados por esta rebaja de un punto, en su conjunto, son el 2 (renta de 20.200 euros; y el 3 (35.000 euros), cuya rebaja en cada tramo será de 0,40 %; y el 4 (50.000 euros), que tendrá una rebaja del 0,20 %.

Otra de las novedades para 2018 de este anteproyecto de ley de Medidas Fiscales en lo referente a deducciones en el IRPF es una nueva deducción de 100 euros mensuales por cada hijo de 0 a 3 años para familias que tengan su residencia o la trasladen a pequeños municipios, siempre que la mantengan durante, al menos, tres años.

Esta medida se estima que alcance a 1.088 beneficiarios con un ahorro fiscal de 1,3 millones de euros.

El Gobierno también aplicará una nueva deducción en el IRPF de 600 euros anuales por cada hijo de 0 a 3 años matriculado en escuelas o centros infantiles de La Rioja que estén en municipios de menos de 100.000 habitantes.

El ahorro fiscal de esta medida se eleva a 1,1 millones de euros y los beneficiarios, 1.852.

El Impuesto de Patrimonio tendrá una bonificación autonómica del 75 % de la cuota, lo que supondrá un ahorro fiscal de 3,4 millones de euros para 2.219 beneficiarios.

También se incrementará del 15 % al 30 % la deducción por gastos en escuelas infantiles o personal contratado para el cuidado de menores de 3 años y se aumentará el mínimo por descendientes discapacitados en 10 % para familias numerosas.

En el impuesto de sucesiones, se contempla una reducción del 99 % en adquisiciones de empresa individual; de un 95 % en adquisiciones de vivienda habitual de del 98-99% en adquisiciones de padres a hijos.

El de donaciones, recoge una reducción del 99 % en adquisiciones de empresa individual, y del 98-99 % en función de su valor real por donación.

El coste fiscal de estos beneficios fiscales autonómicos para sucesiones y donaciones asciende a 60,1 millones de euros y el número de beneficiarios es de un mínimo de 6.145 riojanos.