La Rioja

Logroño, 15 nov (EFE).- El portavoz del Grupo Municipal del Partido Riojano (PR+) de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha propuesto hoy que se amplíen las zonas verdes del parque Gallarza con el espacio que ocupaba el edificio para la Casa del Cuento, tras demostrarse que es un proyecto "absolutamente fracasado".

En una rueda de prensa, Antoñanzas ha defendido la ampliación del parque Gallarza, saturado de gente en muchos momentos, y ha apostado por ofrecer los servicios sociales que se iban a prestar en la Casa del Cuento en locales vacíos del centro de la ciudad.

"Los logroñeses hemos gastado mucho dinero y, ahora, donde había una casa, no tenemos nada; tenemos un edificio derruido que vamos a pagar todos los logroñeses; llevamos seis años con esta obra en el documento de presupuestos municipales y ahora hay que reformar el proyecto y volver a liquidar nuevo proyecto", ha lamentado.

Desde su punto de vista, "no se debe indemnizar a la empresa por lo ocurrido, porque no ha sido, en ningún caso, responsabilidad municipal" y se debería abrir un expediente de sanción.

"No entendemos porqué un fallo que no ha sido nuestro, debe ser asumido por todos los logroñeses. Muy al contrario, los vecinos de Logroño tendrían que ser indemnizados: No es un fallo de proyecto, sino de la propia empresa", ha agregado.

Antoñanzas ha recalcado que "el proyecto ha fracasado, el edificio se ha caído, es una ruina, por lo que no se debe seguir por este camino".

El edil regionalista ha insistido en que no se debe "perseverar en el error y en el gasto" y ha añadido que "no tiene sentido querer reformar un espacio que iba a ser para niños en un espacio para mayores".

El edil del PR+ ha propuesto que "el Ayuntamiento, como estrategia general para la ciudad, preste esos servicios a la ciudadanía bien utilizando espacios propios, bien alquilando o comprando nuevos locales para ayudar a la re-activación de todo el centro de la ciudad".

Antoñanzas ha pedido que "el Ayuntamiento inicie una apuesta por implementar la prestación de determinados servicios dentro de espacios y locales que han quedado vacíos, porque será algo positivo para la actividad comercial, la seguridad en las calles, la iluminación, la limpieza y el dinamismo".

Según sus datos, en los últimos años, muchas calles del centro de la ciudad han languidecido por el fracaso de actividades de iniciativa privada, que ha dejado numerosos locales vacíos.

"Busquemos una alternativa para esos locales vacíos y llenarlos de vida con los diferentes usos que el Ayuntamiento necesita prestar del tipo: locales sociales, centros de la tercera edad, salas de estudio, pequeñas bibliotecas, y espacios para asociaciones juveniles", ha recalcado.