La Rioja

Logroño, 14 nov (EFE).- El 77,8 % de los riojanos considera que los problemas de audición pueden provocar problemas depresivos o de baja autoestima y más de un 66% señala que puede conducir también a un cierto aislamiento social, según se desprende del "Estudio GAES y la salud auditiva en España", elaborado por GAES Centros Auditivos.

Según el estudio, un 17 % de las personas de La Rioja entiende que no tiene buena audición; un 83 % reconoce que dedica poca atención a su salud auditiva y un 16,7 % dice realizarse revisiones auditivas de manera habitual, ha añadido hoy GAES en una nota,

GAES Centro Auditivos, para concienciar a la población sobre la importancia que tiene la prevención en salud auditiva y fomentar el hábito de revisar periódicamente la audición, ha impulsado la campaña itinerante "Oír bien, te sienta bien", que visita Logroño hasta el próximo día 17.

Ha subrayado que el primer estudio de GAES sobre el ruido en España revela que un 17% de la población riojana considera que trabaja en un entorno ruidoso y un 72 % de las personas encuestadas reconoce que le cuesta concentrarse por el ruido.

El estudio revela que un 22,2 % de los riojanos escuchan música a un volumen elevado, al igual que un 16,7 % lo hace con la televisión, por lo que moderar el nivel de ruido en el entorno es importante para la salud auditiva.

El 7,7 % de los riojanos revisa la audición de sus hijos periódicamente, mientras el 69 % acude al especialista solo cuando tiene alguna molestia y más de un 23 % nunca los ha llevado a una revisión auditiva.

"La pérdida de audición es ya la tercera afección en importancia después de la artrosis y la hipertensión y afecta a gente de todas las edades, que ven condicionada su calidad de vida", ha señalado el responsable de GAES en La Rioja, José Millán.

Los riojanos, en la unidad móvil de esta campaña, pueden encontrar información sobre cómo prevenir la aparición de posibles problemas auditivos.

Otro de los principales objetivos de esta campaña es conseguir que las revisiones auditivas se conviertan en una prioridad sobre todo en la población de mediana edad, uno de los grupos más afectados por la pérdida de audición.

Los especialistas recomiendan que, por lo general, se realice una revisión anual, con especial hincapié en las personas mayores de 55 años, ha señalado.