La Rioja

Logroño, 14 de nov (EFE).- La auditoría del Plan de Innovación de la Ciudad de Logroño (PIL), que contempla los años 2016-2010 y que ha elaborado la Universidad de La Rioja (UR), revela el alto grado de cumplimiento alcanzado en su primer año de puesta en marcha.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; el profesor de la UR y director del PIL, José Ignacio Castresana, ha participado hoy en la presentación del balance de los diez planes de trabajo desarrollados por el Ayuntamiento durante este año, dentro del Plan de Innovación, y de los 10 nuevos que se plantean para 2018.

Entre los materializados este ejercicio, Gamarra, en declaraciones a los periodistas anteriores al encuentro, ha mencionado la puesta en marcha del Centro Smart y diversos proyectos relacionados con la promoción de un ambiente sostenible, como la renovación de la flota de autobuses y el Plan de Acción para la Energía Sostenible, entre otros.

Los diez programas continuarán ejecutando a lo largo del próximo año, al tiempo que se programarán otros diez nuevos relacionados con los nuevos servicios inteligentes; laboratorios de ciudad sobre comercio, turismo y movilidad; transporte y turismo; ecociudadano; coordinación; proyectos europeos; inteligencia social; implicación ciudadana; y acceso fácil, ha precisado.

El PIL, ha reconocido que es "decisivo para el crecimiento de la ciudad", ya que se trata de "una herramienta que busca incrementar el carácter innovador de Logroño a fin de mejorar nuestra calidad de vida a través de los servicios que reciben los vecinos y potenciando el desarrollo social y económico del municipio".

El PIL, ha recordado que fue elaborado con la intervención de más de 250 personas, coordinadas por el Grupo de Investigación FEDRA de la UR, de las que se recopilaron 1.670 iniciativas que han dado origen a las siete líneas de trabajo, 28 planes de actuación y a 104 programas de trabajo de los que 40 serán impulsados en los próximos años, a razón de diez por año.

Las siete líneas de trabajo que estructuran el PIL son Administración Innovadora Ciudad sostenible y eficiente; Ciudad amable; Relación con el ciudadano; Ciudadanos innovadores; Redes Colaborativas e Innovación para el desarrollo económico, ha enumerado.

Los diez programas de trabajo que, derivados de estas líneas de trabajo, han desarrollado este año, son la construcción de la Plataforma Smart y el desarrollo de su centro de control; así como la gestión de fondos europeos, a través de la creación de un equipo de trabajo centrado en su captación, presentación de proyectos y búsqueda de financiación.

Espacios para la convivencia es otro programa que se basa en la interconexión de espacios; Eficiencia energética, genera energía para el autoconsumo; y proyección internacional se fundamenta, entre otras actuaciones, en los intercambios de estudiantes.

Modelo de ciudad es el programa que incluye la revitalización del centro y actualización del Plan General Municipal; a través de Identidad de ciudad, ha aclarado que "se ha creado y difundido la marca de Logroño"; y con la oficina para invertir se ha instaurado un "ecosistema de emprendimiento", ha indicado Gamarra.

Los dos últimos programas desarrollados a lo largo de este año, han sido la cultura emprendedora, para "aumentar la visibilidad del emprendimiento" y la administración eléctrica, basada en la digitalización de trámites, servicios y de procedimientos internos, ha subrayado.

Para el próximo año, y "bajo la estructura de los diez planes de trabajo inicialmente propuestos", Gamarra ha avanzado que "se crearán nuevos servicios fundamentalmente derivados de la gran cantidad de datos que va a proporcionar el proyecto 'Smart city', ya muy desarrollado".

Son servicios relacionados con el turismo y el comercio; la movilidad sostenible la implicación de los ciudadanos en el ahorro de consumo eléctrico y gestión de residuos; el fomento del asociacionismo; el voluntariado; y el desarrollo colaborativo de proyectos europeos.

Por su parte, el director del PIL ha explicado que la evaluación de los programas se ha desarrollado otorgando la letra A como "sinónimo de excelencia" y descendiendo hasta la D cuando "descubrimos que grandes mejoras son necesarias para su correcto desarrollo".

Según este código, ha indicado que cuatro modelos has recibido un reconocimiento A, correspondiente a la "excelente implantación del programa" y los seis restantes han merecido la calificación B, como "buena implantación".

Además, ha afirmado que "el funcionamiento del PIL durante el primer año ha sido adecuado, destacando la variedad de iniciativas relacionadas con el modelo de ciudad, la eficiencia energética y los espacios para la convivencia".

Por este motivo, Castresana ha reconocido que los diez programas en curso deben de "sostener su impulso durante los próximos años y enriquecerse y coordinarse con los propuestos para 2018".