La Rioja

Logroño, 13 nov (EFE).- El portavoz del Grupo Municipal de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha acusado hoy al Gobierno local del PP de "vender ingresos que no son reales, inversiones que no lleva a cabo y partidas que no ejecuta, solo para paliar la deuda que él mismo ha creado", en alusión a los presupuestos del Ayuntamiento de 2018.

Peña ha lamentado, en una rueda informativa, que la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, "vende una realidad que no existe", ya que "los presupuestos del PP tienen una cara A y una cara B" porque, finalmente, "lo que se plasma en papel no se lleva a cabo".

Respecto al anteproyecto de los Presupuestos municipales de 2018, ha reconocido que "los ingresos se inflan por encima, un hecho que es flagrante en la venta de suelo", ya que en 2017 se presupuestó la enajenación de parcelas públicas por valor de 16,6 millones de euros y, "a fecha 30 de septiembre, solo hay liquidados 1,7 millones".

Para 2018, ha señalado que "la partida ha aumentado hasta los 18,1 millones de euros", a pesar de que "un informe de Intervención definió de pésima la presupuestación de la venta de suelo de este ejercicio".

Además, ha acusado al equipo de Gobierno de "mentir a la ciudadanía y de forma consciente", dado que "en una partida del anteproyecto ponen una cosa y luego envían otra a Hacienda".

De esta forma, ha indicado que, "a pesar de que la venta de suelo está presupuestada en 18,1 millones de euros, envían a Hacienda por ese concepto 6 millones de euros", como en el caso de las inversiones, que, "con una previsión de 37 millones de euros para el año 2018, lo que se remite son 16 millones".

El pasado año, en el capítulo de inversiones, ha recordado que, "de los 36 millones de euros presupuestados, las obligaciones reconocidas netas han alcanzado los 3,5, lo que no llega ni al diez por ciento".

Para 2018, ha matizado que "algunas inversiones aparecen y desaparecen como el Guadiana, mientras que otras se repiten año tras año", en referencia, por ejemplo, a la construcción de la Casa del Cuento, el corredor ecológico del Ebro y la prolongación de avenida de La Sierra.

Sin embargo, ha lamentado que "a Gamarra se le olvidó mencionar durante la presentación del anteproyecto de los presupuestos de 2018 las partidas que han descendido", como la de Medio Ambiente, que ha bajado un 26,6 % y la de empleo, un 6,32 %.

Respecto a la cantidad prevista para personal, ha matizado que "no se destinará para ampliar la plantilla, sino para amortiguar el descenso de los últimos dos mandatos del PP", ya que "las plazas perdidas en estos años siguen sin reponerse"; además de que "no incluye la cantidad que se debe por convenio a los funcionarios".

Sobre la "política de personas y familias", el equipo de Gobierno destinó 14 millones de euros para Servicios Sociales, de los que "solo se ejecutaron once", según Peña, quien ha reprochado que, "ante la gravedad de la situación que atraviesan algunos ciudadanos, el Ayuntamiento dejó tres millones de euros sin invertir".

Peña también ha criticado la "gravedad extrema" de que "el fondo de contingencia, necesario para afrontar imprevistos y situaciones de urgencia, este año haya descendido de 5.000 euros a una cantidad ridícula de 1.000 euros".

Estos datos, ha afirmado, son "una falta del respeto del Ayuntamiento hacia sus vecinos" y ha pedido a Gamarra "un mínimo de seriedad para plasmar las cuentas del próximo ejercicio".