La Rioja

Logroño, 13 oct (EFE).- Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han unido esta tarde al dispositivo de extinción del incendio forestal que se declaró anoche en la aldea de Posadas, en Ezcaray, donde trabajan de forma coordinada más de 150 personas y una treintena de medios materiales.

La previsión es que los trabajados para apagar el incendio, que se mantiene activo, continuarán durante la noche, según ha detallado el Gobierno de La Rioja en una nota, en la que no señala la superficie afectada por el fuego, que ha alcanzado un pinar.

En el dispositivo figuran efectivos del Gobierno riojano, del CEIS Rioja y de Protección Civil, del Ministerio de Agricultura y de la Guardia Civil.

El incendio, según sus datos, se ha originado en un barranco situado al oeste de la aldea de Posadas y ha alcanzado una zona próxima de pinar, lo que ha obligado a intensificar las labores de extinción y reforzar el operativo.

Por ello, se ha requerido la colaboración de la UME, que incorporará al dispositivo 117 efectivos, distribuidos en tres grupos dotados de seis autobombas y dos vehículos nodrizas cada uno.

Desde el Gobierno de Aragón se ha desplazado un helicóptero a la zona del siniestro, que se une a los medios materiales, aéreos y terrestres, que trabajan en la zona y que seguirán haciéndolo sin interrupción durante toda la noche, ha añadido el Ejecutivo riojano.

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y el consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, se han desplazado este mediodía hasta el puesto de mando avanzado habilitado, desde donde han podido realizar un seguimiento del incendio y analizar con los técnicos el desarrollo del operativo, junto al director de Medio Natural, Miguel Urbiola, y el alcalde de Ezcaray, Diego Bengoa.

Más de 150 personas y una treintena de medios técnicos forman parte de un dispositivo que está integrado por 15 Agentes Forestales y la totalidad de retenes de La Rioja, dos técnicos directores de extinción, tres grupos de acción de la UME, el helicóptero con helibalde y cuadrilla (CARIF), con capataz y un técnico; cuatro bulldozers, cuatro autobombas, un camión pesado de rescate, un camión cisterna de bomberos y un helicóptero llegado desde Zaragoza.

También se encuentran en la zona los medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (MAPAMA), consistentes en un avión anfibio, un helicóptero bombardero, la BRIF de Daroca y el avión de coordinación (ACO).

Por su parte, Protección Civil ha desplazado a Posadas el puesto de mando avanzado y se encarga de la logística de abastecimiento de agua y víveres para el personal de tierra; mientras que agentes de la Guardia Civil colaboran en las labores de control de tráfico en los accesos a la zona del siniestro.

El alcalde de Ezcaray, Diego Bengoa, ha explicado a Efe que el incendio no ha afectado a las viviendas de la aldea de Posadas, donde hay doce vecinos censados, quienes, hasta ahora, no han tenido que ser desalojados.

"Es muy triste ver este incendio y cómo se quema el monte, es un paraje muy bonito, de difícil acceso y se está quemando", ha añadido Bengoa, quien ha agradecido todo el despliegue de medios materiales y humanos que participan en las labores de extinción.

Ha añadido que el último incendio forestal que se produjo en Ezcaray fue hace cuatro años y, en esta ocasión, afecta a un pinar que fue repoblado hace 35 años y a donde hay que acceder a pie, lo que dificulta las labores de extinción.