La Rioja

Logroño/Madrid, 13 oct (EFE).- Las empresas de La Rioja son las que más han reducido su retardo en los pagos en el tercer trimestre del año respecto al anterior, con una merma de 2,43 días, superior a la media nacional, fijada en 1,33 días, según el estudio publicado por Informa D&B.

En el ámbito nacional, los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas ha sido de 84,30 días de media en el tercer trimestre, que reduce en 1,33 días la cifra del trimestre anterior y en 6,27 días la de hace un año.

En cuanto al plazo medio pactado para pagar, el estudio revela que entre julio y septiembre ha sido de 73,14 días; 4,54 días menos que en el mismo periodo de 2016.

Las empresas de la Administración han reducido su periodo medio de pago respecto a hace un año en 7,59 días, para fijar la cifra en 85,80 días.

Este plazo, prosigue el informe, también baja en las compañías privadas, cuyos pagos se hacen efectivos en 84,30 días de media, lo que supone una mejora de 6,26 días con respecto al mismo periodo de hace un año.

La directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, ha explicado que este descenso "beneficia" a todas las categorías de empresas, aunque ha precisado que se mantienen "diferencias notables" dependiendo de la comunidad, el sector o el tamaño.

Por comunidades, el retraso medio entre julio y septiembre ha disminuido en todas respecto a 2016, salvo en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, donde la demora ha crecido 5,18 y 5,72 días, respectivamente.

Las empresas de La Rioja son las que más han reducido su retardo en los pagos en el tercer trimestre, con una merma de 2,43 días.

En cuanto a sectores y según el estudio, la Administración es el que "peor comportamiento" manifiesta, con 21,10 días de demora.

Los siguientes con más dificultades para hacer efectivas las facturas son las empresas de industrias extractivas, con 15,93 días de retraso, y las de otros servicios, con 15,28 días.

En el apartado referido al tamaño de las empresas, el 60 % de las micro y el 54 % de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados, frente al 33 % de las medianas y el 14 % de las grandes empresas en el tercer trimestre del año.

El informe subraya que "la mayor parte" de las medianas y grandes compañías paga con un retraso de hasta 30 días.