La Rioja

Logroño, 6 oct (EFE).- La Policía Nacional y la Policía Local de Logroño han detenido a seis varones y han intervenido en la capital 225 kilogramos de marihuana, una de las mayores incautaciones de esta droga en La Rioja, y se calcula que las sustancias intervenidas sobrepasarían el valor de 1,2 millones de euros en el mercado negro.

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja, en una nota, ha añadido hoy que esta operación policial conjunta se ha desarrollado durante los meses de julio y septiembre en Logroño y Villamediana, donde se ha localizado una importante plantación "outdoor" de marihuana, oculta entre la vegetación en un lugar apartado.

También se ha desactivado en Logroño un activo "punto negro" de venta de droga, situado en una vivienda en una céntrica calle, dedicado a la venta 'al menudeo' de heroína y cocaína y de importantes cantidades de marihuana, que transportaban desde la plantación desmantelada en Villamediana.

Se ha detenido a seis hombres de etnia gitana, pertenecientes a un mismo clan familiar y que formaban parte de un activo grupo criminal, dedicados al cultivo y posterior venta de esta sustancia entre otros traficantes menores y en distintos puntos de ocio juvenil de La Rioja y de provincias limítrofes.

En los registros se han intervenido, entre otros efectos, 85 plantas de marihuana, la mayoría de ellas de gran tamaño, con un peso bruto de 530 kilogramos, que, una vez limpia y preparada para su venta, arrojó un peso neto de 225 kilogramos; numerosas armas blancas y documentación.

La investigación se inició el pasado mes de julio con la vigilancia de un conocido y activo "punto negro" de venta de droga en una vivienda de Logroño.

Ello llevó a los agentes a la localización, en septiembre último, de una plantación de marihuana "outdoor" o de exterior, de donde se abastecían las personas investigadas, situada en un retirado y discreto lugar de Villamediana.

La plantación estaba perfectamente estructurada y organizada para obtener, de manera regular, continuas e importantes cantidades de esta droga.

Esta operación ha permitido la desarticulación del grupo criminal investigado, integrado por seis personas de un mismo clan familiar, quienes contaban con varias viviendas en Logroño habilitadas como "puntos negros" de venta de estas sustancias estupefacientes, que también han sido desactivados.

La operación la han desarrollado la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, junto con agentes de la Policía Local de Logroño de la Comisaría de Barrio de Villegas.

Los detenidos, junto con las diligencias policiales, han sido puestos a disposición judicial.