La Rioja

Logroño, 17 sep (EFE).- La Feria taurina de San Mateo arrancará mañana con una novillada, algo inédito en los últimos años, pero que los empresarios han incorporado al cartel como compensación a los abonados una vez que decidieron no reducir el precio a pesar del descenso del IVA.

Así, los aficionados riojanos abrirán boca con un festejo en el que tendrán la oportunidad de ver a tres de los novilleros que aspiran con fuerza a convertirse en matadores próximamente.

Intervendrán en la novillada el mexicano Leo Valádez, que llega avalado por su victoria en el Zapato de Oro de Arnedo, una de las ferias de novilladas más prestigiosas.

Le acompañará el sevillano Alfonso Cadaval, que intentará confirmar sus buenos resultados, de cara a tomar la alternativa en 2018.

Y cierra el cartel el madrileño "Toñete", el menos experto de los tres, que ha destacado en las novilladas de verano y que próximamente también participará en el certamen del Zapato de Oro.

Los tres lidiarán novillos de La Quinta.