La Rioja

Redacción Deportes, 16 sep (EFE).- El Movistar, en la CRE, el vasco Jonathan Castroviejo, en la CRI elite, la riojana Sheyla Gutiérrez en la carrera en línea elite, y el asturiano Iván García Cortina, en la prueba Sub-23 en línea, son las principales bazas españolas en los Campeonatos del Mundo de Ruta que arrancan mañana en Bergen (Noruega) y se alargarán durante toda la próxima semana.

No obstante, las esperanzas este año del equipo nacional, con la baja de su gran estrella en las últimas temporadas, Alejandro Valverde, lesionado, se centran más en obtener posiciones destacadas como pueden ser acabar entre los diez primeros que en lograr medallas, a priori algo harto complicado en todas las categorías.

Aunque algunas opciones de podio sí hay, especialmente en las pruebas contrarreloj elite. Tanto en la de Equipos con el Movistar, bronce en Richmond 2015 y sexto en Doha 2016 tras sufrir una avería mecánica; como en la Individual con Castroviejo, bronce en Doha y antes cuarto clasificado tanto en Richmond como en los JJOO de Río de Janeiro 2016.

Si bien en ambas pruebas hay dos grandes candidatos a las dos primeras posiciones muy difíciles de superar.

En la CRE el Quick Step y el BMC, que se reparten los títulos -3 y 2- desde que se instaurase la prueba en 2012 en Valkenburg (Holanda). Los equipos Sky, Sunweb y Lotto NL-Jumbo, los tres en una gran temporada, también parece que tienen mucho que decir.

En la CRI el principal y casi único favorito es Tom Dumoulin, quien desde que ganó el Giro de Italia en primavera casi solo ha pensado en la carrera del miércoles, en la que es el principal especialista. A su rebufo se espera a Chris Froome, radiante tras su inédito doblete Tour-Vuelta y siempre aspirante cualificado cuando encara una carrera con ambición.

El hecho de que la crono acabe en el Monte Floyen (3,4 kms. al 9 por ciento de desnivel) fortalece aún más el favoritismo del holandés y el británico.

Por ello, en la mente de Castroviejo quizás esté más superar al australiano Rohan Dennis, el esloveno Primoz Roglic, el polaco Maciej Bodnar, el belga campeón de Europa Victor Campenaerts y el alemán Tony Martin, vigente campeón y cuatro veces oro mundialista, en la pelea por el bronce.

Por primera vez en años, desde los tiempos de Joane Somarriba y Dori Ruano, se espera una buena posición en la carrera elite femenina. La gran esperanza es Sheyla Gutiérrez, octava en 2016 y en gran forma esta temporada.

Sheyla fue quinta el domingo en el sprint de la carrera en Madrid con motivo de llegada de la Vuelta a España, ganó una etapa en el Giro Femenino 2017 y acabó en el Top-10 de varias clásicas en lo que va de curso.

Para defender sus opciones trabajarán la asturiana Alicia González, la mallorquina Mavi García Cañellas, la vizcaína Eider Merino, la alavesa Lourdes Oyarbide y la valenciana Alba Teruel.

También tiene un líder claro y con posibilidades la selección sub-23, que confía en un Iván García Cortina que asombró con su enorme etapa que pasó en su casa en Gijón en la última Vuelta a España.

La experiencia que acumula este año en el UCI Wolrd Tour en las filas del Quick Step y su saber estar en carrera son las principales razones para esperar que logre algo en una carrera con un kilometraje poco habitual en Sub-23: 191 kms.

Junto al trabajo que en su favor llevarán a cabo los también profesionales Héctor Carretero, albaceteño del Movistar, y Jon Irisarri, guipuzcoano del Caja Rural, y los todavía aficionados Jaime Castrillo y Sergio Samitier, ambos oscenses y del Lizarte.