La Rioja

Logroño, 18 jul (EFE).- Cruz Roja en La Rioja atendió en 2016 a 36.581 personas, el 11,6 % de la población regional, a través de 188.712 intervenciones; y aumentó un 3 % el número de ayudas que ofreció, aunque descendió el número de familias atendidas, ha afirmado hoy su presidente, Fernando Reinares.

Reinares ha presentado la memoria 2016 de Cruz Roja en La Rioja en una rueda informativa, en la que también ha participado el secretario de la entidad humanitaria, Emilio Mateu; y su coordinador, Jaime Caballero.

Caballero ha explicado que, en 2016, hubo un número menor de familias que requirieron la ayuda de Cruz Roja en La Rioja, aunque aumentó el número de ayudas, tanto económicas como de entrega de bienes, en un 3 %.

El presidente ha destacado el Plan de Intervención Social, que dio lugar a 100.410 actuaciones con 28.896 usuarios y, además, se realizaron 573 actividades, como exposiciones, jornadas y conferencias, que alcanzaron a 21.850 ciudadanos más.

Mateu ha explicado que de los casi 3,2 millones de euros invertidos en 2016, la mayor parte fueron destinados a intervención social, como personas mayores, empleo, inmigrantes y refugiados, mujeres en dificultad social y personas con discapacidad.

"El 43 % de los ingresos de Cruz Roja son subvenciones desde prácticamente todos los ámbitos de la Administración pública y el otro 57 % es merced a la labor propia que desarrollamos aquí, a través de la prestación de servicios y de los contratos suscritos principalmente con la comunidad autónoma", ha detallado.

Ha añadido que la propia captación de fondos, que se realiza íntegramente desde La Rioja, permite cofinanciar todos los proyectos que se llevan a cabo cuando la financiación no consigue cubrir todos los gastos.

Por su parte, Caballero ha afirmado que la oferta de cursos ha crecido con respecto al año anterior, al igual que lo ha hecho en un 70 % el número de alumnos formados en relación a 2015.

También ha informado de la puesta en marcha de nuevos proyectos, como la intervención familiar con niños en riesgo de exclusión y la atención a drogodependientes en instituciones penitenciarias; y ha insistido en la labor que se realiza a través de la teleasistencia, ya que lleva un incremento progresivo desde hace años.

Además, se ha referido a que la ayuda a personas refugiadas, que fue "un tema de moda en 2016", se centró en la atención a 112, 23 más que en 2015, con la previsión de un aumento en 2017.

El coordinador ha agradecido la labor que desarrollan los voluntarios, ya que son "un pilar básico de Cruz Roja", que en 2016 fueron un centenar más que en el ejercicio anterior y ha inidido en que "la gente sigue interesada en ayudar a las ONGs".