La Rioja

Logroño, 18 jul (EFE).- La Rioja cuenta con casi 9.000 voluntarios, 2.000 más que en 2012, cuando se hizo el último estudio, porque "la crisis económica ha sido mala para todos excepto para la solidaridad", según ha afirmado a Efe el presidente de la Federación Riojana de Voluntariado Social (FRVS), Emilio Carreras.

El voluntariado con personas en exclusión socioeconómica y también en infancia y juventud son las áreas más solicitadas, mientras que la atención a enfermos y a discapacitados es donde "más voluntarios necesitan y donde menos quieren acudir", ha señalado.

"Muchos de los voluntarios que llegan a la federación tienen una idea preconcebida de dónde no quieren ir por razones personales, aunque hay otros que, por esas mismas razones, quieren asistir", ha apuntado.

Sin embargo, a pesar de necesitar voluntarios, "las entidades no están desamparadas", ha subrayado, "porque La Rioja es la región más generosa de España en todos los aspectos".

La Cocina Económica, Cruz Roja y Cáritas son entidades que tienen muchos voluntarios, pero ha indicado que "siempre son bienvenidos" ya que en verano, los voluntarios descienden en un 35 por ciento, aproximadamente.

Esta federación cuenta con cuarenta entidades que cubren toda clase de necesidades, como infancia, juventud, pobreza, exclusión social, mujeres, cárceles, toxicomanía y todo tipo de discapacidades, incluso culturales.

La FRVS se encarga de poner en contacto a las personas que desean hacer voluntariado con las entidades que lo demandan, por lo que "siempre se intenta que haya una comunicación directa para darles la máxima información, formar y derivar en función de los gustos y del tiempo libre que disponen", ha comentado.

Carreras ha avanzado un próximo encuentro de personas voluntarias porque "muchas veces ocurre que se quiere ayudar, pero no se sabe cómo, por lo que se necesita una formación básica que aporta calidez y calidad", ha dicho, "con el fin de contribuir a mejorar la acción que se realiza para una mayor capacidad de ayuda a la persona".

Para ser voluntario se necesita tiempo, ya que "ganas de ayudar tiene todo el mundo, y esto se ve en los donativos porque los riojanos responden de forma extraordinaria", ha añadido.

Ha precisado que desde 2015, para ser voluntario, hay que pedir un certificado que acredite que uno no ha cometido de actos de pederastia, violencia de género, ni de terrorismo, ya que "ha habido casos de denuncias, sobre todo en personas con discapacidad e infancia".