La Rioja

Ciudad Real, 17 jul (EFE).- El pabellón 'Quijote Arena', de Ciudad Real, albergará la XXXII Supercopa ASOBAL de balonmano, primera competición oficial de la temporada, que disputarán el campeón de Liga, FC Barcelona Lassa, que defenderá titulo contra el campeón de Copa del Rey, Logroño La Rioja.

La final, a falta de confirmación oficial, tendrá lugar o el sábado 2 o el domingo 3 de septiembre, en hora también por cerrar, según ha dado a conocer hoy la Comisión Delegada de ASOBAL.

Se trata de una propuesta formulada desde el BM Alarcos (División de Honor Plata), apoyada por el Ayuntamiento, para que "el balonmano de primer nivel siga estando presente en la capital manchega".

Aprovechando la celebración de la Supercopa, se celebrará la Gala de presentación de la temporada 2017-2018 en la que se entregarán los premios al siete ideal de la temporada pasada, mejor jugador, mejor debutante y mejor pareja arbitral.

La Liga ASOBAL es la segunda del ránking europeo con cinco plazas en las competiciones europeas de clubes y más de 300 jugadores de alto nivel, procedentes de 21 países distintos.

La concejala de Deportes del Ayuntamiento de Ciudad Real, Nohemí Gómez-Pimpollo, ha avanzado la noticia en el entrenamiento que la selección española promesa está realizando en Ciudad Real, para preparar el Festival Olímpico de la Juventud Europea (FOJE'S) que se disputa en Hungría del 22 al 29 próximos.

"La temporada de ASOBAL empieza en Ciudad Real y, en ese sentido, tengo que agradecer al BM Alarcos que ha iniciado las gestiones y a ASOBAL con quien el trabajo ha sido sencillo y de una muy buena comunicación para hacerlo posible" ha explicado Gómez-Pimpollo.

La edil de Deportes ha concluido que "en unos días" se firmará el convenio de colaboración con la Diputación de Ciudad Real y con la Junta de Castilla-La Mancha.

Por su parte, la vicepresidenta del BM Alarcos, María del Mar Jiménez, se ha mostrado "muy contenta" y ha agradecido al Ayuntamiento la posibilidad de "volver a vivir el balonmano de gran nivel" en la ciudad.

"Ha sido todo muy rápido, muy fluido, que se ha afrontado con muchas ganas y con muchísima ilusión", ha descrito Jiménez, quien ha reconocido que esta competición es "una ocasión para que la gente se enganche al balonmano, un deporte que en esta ciudad se ha vivido con tanta ilusión y gusta tanto, y en segundo lugar para que el BM Alarcos coja más impulso".

"Además, jugará con el BM Logroño Miguel Sánchez-Migallón, que es vecino nuestro, y el que juegue en casa, frente al Barça, será un aliciente más", ha concluido.