La Rioja

Madrid, 17 jul (EFE).- El Gobierno y las autonomías han valorado hoy los pactos alcanzados hace seis meses en la Conferencia de Presidentes con la reticencia de algunas regiones socialistas, como Andalucía, y también Navarra, que han puesto el acento en los pactos no logrados como en violencia de género, dependencia y educación.

Hoy, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha presidido la comisión de seguimiento, ha puesto el acento en el entendimiento que ha permitido un elevado número de acuerdos y ha emplazado a Cataluña -que no ha estado presente- a ver cómo "el resto de España dialoga".

Catorce consejeros de Presidencia han asistido hoy a este foro que ha contado con las ausencias ya previstas de Cataluña y el País Vasco, que tampoco acudieron a la Conferencia de Presidentes del 17 de enero, y en esta ocasión Canarias.

En rueda de prensa, el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha elogiado los muchos compromisos cumplidos, y sobre los acuerdos no alcanzados ha dicho confiar en que se concreten en las próximas semanas.

Mientras, las comunidades socialistas, en especial Andalucía, ha considerado que el grado de consenso ha sido "bastante pequeño".

En concreto, el vicepresidente andaluz, Miguel Ángel Barrios, ha reprochado al Gobierno que se haya aprobado la ley para la formación del empleo y que las comunidades no hayan tenido siquiera acceso al borrador.

Otro socialista, el conseller de Hacienda de la Generalitat valenciana, Vicent Soler, ha reconocido que "se han iniciado caminos pero en absoluto se han cerrado temas", y ha pedido concreción al Gobierno.

Menos crítica ha sido la consejera extremeña de Hacienda, la socialista Pilar Blanco, que ha visto satisfactorio el nivel de acuerdos pero ha pedido más avances en asuntos como la violencia de género o la educación.

En el mismo sentido se ha posicionado el consejero de Presidencia de Asturias, el socialista Guillermo Martínez, que ha solicitado al Gobierno que destine "todos los recursos necesarios" al pacto por la violencia de género, aunque el debate "resida finalmente en el Congreso", pues este, a su juicio, es un "asunto muy importante y muy urgente".

Por su parte, el secretario de Estado ha insistido ante los consejeros en los muchos logros alcanzados y ha hecho hincapié en la aprobación de las tasas de reposición, que pueden ser del cien por cien en el ámbito educativo y policía autonómica y también del cien por cien en el conjunto de sectores prioritarios.

El secretario de Estado también ha recordado que se han cumplido los acuerdos de Protección Civil, reforma del Reglamento, unidad de mercado y tarjeta social, entre otros, y se crearon los grupos de expertos en materia de financiación autonómica, local y dependencia, que presentarán pronto sus informes, previsiblemente en el mes de agosto.

Además ha valorado resultados positivos en políticas de empleo público, convocando 30.000 nuevas plazas e iniciando la estabilización del empleo temporal.

Sobre el problema demográfico, el secretario de Estado ha dicho que figura ya en la agenda nacional y hay un grupo de trabajo formado por comunidades y la Federación de Municipios que elabora una estrategia.

Respecto a la reforma del modelo de financiación autonómica y local, que está en manos del comité de expertos, el secretario de Estado se ha limitado a decir que habrá documento definitivo pronto, previsiblemente en agosto.

Desde Navarra, también han sido críticos y la consejera de Presidencia, María José Beaumont, ha afirmado que en materia de educación y violencia de género "las cosas están verdes".

Por parte del PP, el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha celebrado la reunión y que el Ejecutivo haya cumplido con los compromisos acordados hace hoy seis meses.