La Rioja

Logroño, 17 jul (EFE).- La Cofradía del Vino de Rioja ha investido hoy como cofrades de mérito al primer pleno de la democracia del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja y a su actual presidente, Fernando Salamero, en reconocimiento a su "compromiso, esfuerzo y visión de futuro".

El Gran Maestre de la Cofradía del Vino, Luis Ángel Vargas, ha resaltado así la gran labor desarrollada por el pleno constituido el 16 de julio de 1982, cuyo mandato se extendió hasta 1988 y del que también formó parte como vocal Salamero, quien fue nombrado presidente del Consejo Regulador el pasado 21 de junio.

Vargas ha resaltado "la gran contribución" realizada por los miembros de aquel pleno de 1982 en el desarrollo de la DOCa Rioja, a través de su "compromiso personal, esfuerzo, dedicación y visión de futuro".

Además de a Salamero, se ha investido como cofrade de mérito al presidente del Consejo Regulador en 1982, Santiago Coello, y a los vocales Ángel de Jaime Baró (presidente entre 1992 y 2004), Damián Sáenz, Eladio Díaz y Javier Martínez Blanco.

También formaron parte de aquel pleno, hasta completar los 14 vocales: José Luis Baroja, Emeterio Sarabia, Cándido Ochoa, Rafael de Miguel, Esteban Pérez, Ángel Santamaría, Pedro López Heredia, Ezequiel García y Gonzalo Díez del Corral.

En su intervención, Vargas ha indicado que los integrantes de este pleno fueron testigos del nacimiento de la cofradía, en el año 1984, y además acogieron a esta entidad en la sede del Consejo Regulador hasta encontrar una propia.

Además, ha recordado que los nuevos cofrades Santiago Coello, Ángel de Jaime Baró y Javier Martínez Blanco fueron miembros fundadores de la Cofradía, como parte de su Junta Promotora, junto a Javier Pascual.

Salamero, quien ya era cofrade de número de esta cofradía, ha recibido este reconocimiento como máximo representante del Consejo Regulador, "una entidad defensora de las tierras, de los viticultores y de los vinicultores del Rioja y tan valorada hoy a todos los niveles", ha subrayado Vargas.

Ha resaltado el "importante trabajo de mentalización de todas las partes involucradas, que no debe parar en estos momentos, cuando la competencia cada vez es más dura".

También ha dicho que "se está apostando por la calidad del producto y no se puede dar marcha atrás" y ha augurado que "seguro que se tomarán medidas que no agradarán a todos, pero que llevarán al sector a mantener y mejorar la imagen de excelencia que se está forjando", con ventajas para el sector, "económicas y de prestigio".

El Gran Maestre ha asegurado que el sector del Rioja lleva "mucha ventaja" a sus competidores, y parte es gracias al "trabajo ejemplar" del Consejo Regulador de esta denominación, que agrupa a las comunidades de La Rioja, País Vasco y Navarra.

Ha ensalzado la trayectoria profesional de Salamero al frente del Grupo Rioja, donde ha hecho gala de su carácter "conciliador y dialogante, tan importante a la hora de lograr consensos".

Además, pertenece al pleno del Consejo desde hace 35 años, desde su entrada como vocal en el pleno de 1982, y ha participado en decisiones "claves" para conseguir hoy una Denominación de Origen Calificada, como fue conseguir la obligatoriedad del embotellado en origen, "tras largas peleas judiciales".

Tras la promesa de investidura, en la que Salamero ha prometido respetar el vino de Rioja y beberlo con asiduidad, ha recibido de la Cofradía un medallón, una insignia y un diploma.

Después, ha rememorado el trabajo desarrollado como vocal del Consejo en sus primeros años, cuando se tomaron "decisiones muy importantes a favor de la vertebración del sector y para establecer las primeras simientes de la Interprofesional".

También se cumplieron otros retos, ha indicado, como "impulsar los controles de calidad y conseguir consensuar con todos los operadores la desaparición de los vinos de granel, lo que ha permitido sacar mucha ventaja al resto de denominaciones".

Por su parte, Coello ha agradecido en nombre de todo el pleno esta distinción, que ha recibido "con una emoción muy profunda", en especial por recordar a aquellos que ya no están, y ha alabado el trabajo "técnico" que desarrolla la Cofradía del Vino a favor del Rioja.