La Rioja

Logroño, 20 jun (EFE).- El Plan Industrial de La Rioja contempla una inversión de 140 millones de euros entre este año y 2020 para cumplir los objetivos marcados en el documento, en especial mejorar la especialización de las empresas riojanas a través de la innovación, facilitar que tengan más tamaño y más productividad.

Estos son algunos de los datos que incluye el Plan Industrial de La Rioja, que ha sido presentado hoy por el presidente del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros.

En la presentación han participado también la consejera de Desarrollo Económico, Leonor González; el presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja, Jaime García Calzada; el secretario general de CCOO de La Rioja, Jorge Ruano; y un representante de UGT, Jesús Izquierdo.

Ceniceros ha agradecido "el esfuerzo y la implicación" de estas entidades y ha subrayado que este Plan "es un documento fundamental para orientar la política económica de La Rioja" a través de medidas que permitan la "mejora en las empresas, fomente su capacidad de emprendedora y de innovación y asiente la cultura de la internacionalización".

El presidente ha destacado "la vigencia del diálogo social en La Rioja" con el objetivo de definir un modelo industrial "orientado al progreso económico y social" de La Rioja.

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, ha "desgranado" el Plan, que comienza con un análisis del contexto económico de La Rioja, en donde el sector industrial supone el 28,8 por ciento del total del Valor Añadido Bruto (VAB) (2.100 millones de euros en 2016) regional, once puntos más que la media nacional, un porcentaje que se quiere asentar en los próximos años.

Prácticamente uno de cada cuatro trabajadores en La Rioja pertenecen a este sector, frente al 13,9 % en España.

No obstante, solo hay 150 empresas con más de 10 trabajadores, por lo que una línea estratégica del Plan es favorecer el aumento de tamaño de las empresas y, con él, favorecer el crecimiento del empleo; de hecho, quieren que en 2020 haya en la comunidad al menos 200 empresas con más de 10 empleados.

La comunidad cuenta con cinco sectores en los que tiene una "alta especialización" en cinco sectores: metal-mecánico, calzado, caucho y plástico, alimentación y madera.

Y son las empresas de esos sectores, en primer lugar, de las que se espera que encuentren actividades de alto valor añadido que los haga más competitivos en el mercado.

Además se han identificado otros sectores que tienen capacidad de crecimiento en la región y en el ámbito europeo, como el químico, el de material eléctrico y la fabricación de bienes de equipo.

La consejera ha incidido que el Plan recoge "aportaciones de todos" y ha incidido en que, como principios, este documento propone "no trabajar a corto plazo" favorecer "una especialización inteligente", también "fortalecer la cadena de valor de las empresas" y "atender a las peculiaridades de cada sector".

Aunque se buscarán "soluciones particularizadas para cada segmento empresarial" también se va a propiciar un "enfoque colaborativo, tanto entre instituciones como entidades privadas.

En definitiva, se busca desarrollar cuatro ejes, que son la evolución del modelo industrial riojano y para ello aprovechar la tecnología; fomentar las capacidades directivas y el emprendimiento; basar la productividad por la tecnología y la cualificación.

Y, por último, incidir en la especialización sectorial como región en los esos cinco sectores identificados metal-mecánico, calzado, caucho y plástico, alimentación y madera.

El documento incluye un trabajo sobre la percepción de la industria que tienen los empresarios, que proponen aprovechar diferentes oportunidades (entre ellas fabricar equipamiento farmacéutico, un sector en auge en Europa) y aumentar el peso de actividades industriales tradicionales, como el vino, el calzado y la industria agroalimentaria, que marcan el carácter de la industria riojana y su especialización.

La consejera ha incidido en que, como novedad, cada una de las acciones establecidas en el Plan "tiene un indicador" que permitirá medir y saber cómo evoluciona, lo que permitirá "reconducir en un momento determinado la situación".

También ha incidido en el enfoque de "potenciar la industria 4.0, por medio de las nuevas tecnologías, algo que, a veces cuesta"; así, quieren pasar de un 20 por ciento de empresas innovadoras a un 33 % en el 2020.

El presidente de los empresarios riojanos, Jaime García Calzada, ha subrayado que elaborar este documento "ha llevado un trabajo arduo" con el que se persigue "consolidar" la industria riojana "en los sectores estratégicos y en otros" y "adaptarnos a los cambios".

Jorque Ruano, de CCOO, ha subrayado que "éste es un paso importante para que nuestra industria pueda competir con la de Navarra y el País Vasco, que llevan cuatro décadas con una política industrial intensa" y ha incidido en que "se refuerzan los derechos de participación de los trabajadores" además de "un compromiso con la cualificación" y la creación de un Observatorio Industrial.

Jesús Izquierdo, de UGT, ha destacado la "apuesta" que hace el Plan por los principales sectores industriales de La Rioja y "por la industria 4.0, la cualificación en el empleo y la formación".