La Rioja

Logroño, 20 jun (EFE).- El CSIF ha reprochado hoy a la Consejería de Salud "el nuevo caos que se vive en el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño, con más de treinta pacientes esperando para ser ingresados, mientras continúa cerrada la ya tristemente famosa planta cuarta".

Así lo ha explicado, en una nota, en la que ha añadido que, según sus datos, "a las 11 horas de hoy, en el servicio de Urgencias había en 31 pacientes esperando ser ingresados en planta".

"Las 17 plazas de la Unidad de Preingresos, creada recientemente, estaban completamente ocupadas", ha precisado y ha agregado que "el control B de la tercera planta se hallaba completamente lleno".

"Mientras, las 22 camas de la cuarta planta, control C, están sin ocupar", ha recalcado el CSIF.

También ha aludido a que "en la tarde de ayer, día 19, se abrió la citada Unidad de Preingresos, y 17 pacientes fueron trasladados desde Urgencias a esta unidad".

A las 22 horas de ayer, según sus datos, "dichos pacientes volvieron a ser movilizados al servicio de Urgencias y a las 3 de la madrugada de hoy se reabrió la Unidad de Preingresos y, una vez más, los 17 pacientes fueron reubicados en este lugar.

Para esta central sindical, "este trasiego de pacientes, realizado y atendido por el insuficiente personal sanitario que atiende el saturado servicio de Urgencias, evidencia la falta de planificación y de recursos humanos en el Servicio Riojano de Salud (SERIS), en general, y del servicio de Urgencias en particular".

CSIF asegura que ve con preocupación esta situación y reclama la contratación "urgente" del personal necesario para ofrecer el "servicio de calidad que se merece el ciudadano, especialmente en Urgencias y habilitar los espacios necesarios para cubrir convenientemente las necesidades dicho servicio".

La Consejería de Salud ha activado un plan de contingencias en el Hospital San Pedro para garantizar la atención a todos los pacientes que durante el pasado fin de semana han acudido al servicio de Urgencias, que ha registrado un incremento de las atenciones motivadas por las altas temperaturas, según han informado a Efe en el Gobierno regional.

Según las fuentes gubernativas, este plan de contingencias lleva aparejada, como primera medida, la apertura el pasado día 18 de los boxes de Urgencias del Hospital San Pedro.

Además, en previsión de posibles ingresos, ayer, día 19, se abrió el control de la cuarta planta de este centro hospitalario, ha recalcado el Ejecutivo, que considera que este incremento en las atenciones habido durante el pasado fin de semana como consecuencia de la ola de calor no se considera un colapso.