La Rioja

Logroño, 20 jun (EFE).- La nueva secretaria confederal de Mundo Rural del PSOE, Concepción Andreu (Calahorra, 1967) ha afirmado hoy que se siente "ilusionada" por trabajar para "corregir la debacle del mundo rural" y también está "orgullosa" por haber sido elegida para el cargo por Pedro Sánchez.

Andreu ha hecho estas declaraciones a Efe tras ser designada en este cargo hace dos días, en el Congreso del PSOE, con lo que "La Rioja está de nuevo en la Ejecutiva nacional del partido" y eso, "en cierto modo, supone reconocer el trabajo hecho aquí".

Pretende "proyectar muchas cosas de La Rioja" para potenciar el mundo rural en España "y corregir su debacle", que está marcada por "el despoblamiento, el envejecimiento de la población y la falta de arraigo de los jóvenes a los pueblos".

"Si queremos enganchar a los jóvenes al PSOE, hay que ofrecerles las cosas que ellos demandan y, en los pueblos, eso pasa por mejorar las oportunidades de trabajo y vivienda", ha detallado.

Para conseguir esos objetivos, trabajará, por un lado, en propuestas con las que "se aprovechen mejor los planes europeos que existen para rehabilitar viviendas en los centros de los pueblos", algo con lo que "se pude dar más vida a los pequeños municipios".

Y por otro lado, cree que en el medio rural se puede favorecer "una transición ecológica de la economía" por medio de medidas que favorezcan la implantación de "pequeñas industrias verdes" en los pueblos, ha subrayado.

"El gran reto del mundo rural español -ha precisado- es el despoblamiento, no puede haber una España vacía, y para eso hay que ofrecer oportunidades económicas en esas zonas, algo que puede llegar de la mano de la ecología".

Para ambos objetivos es necesario que "mejoren las infraestructuras de transporte en el medio rural" para que "no existan pueblos prácticamente aislados".

Andreu forma parte de una Ejecutiva amplia, prácticamente con medio centenar de personas, todas ellas "con mucha ilusión y compromiso" y con "mucha sinceridad, para ser capaces de afrontar las cosas que no se hagan bien", ha afirmado.

También ha asegurado que el PSOE, tras el congreso del pasado fin de semana, "no se va a dejar llevar por lo que digan de nosotros" en varias cuestiones, entre ellas, la de la unidad de España.

"Somos constitucionalistas", ha recalcado, "y si existe un conflicto sobre la Constitución, se pone encima de la mesa y se habla, pero la Carta Magna no se va a cambiar sin consenso" y "quien quiera romper España, será quien se tiene que dar por aludido sobre esos comentarios, el PSOE no".

Ha reconocido que "sí que hay una situación enquistada" marcada por la relación "entre Cataluña y el Gobierno" y "lo que hay que hacer es trabajar dentro de la Constitución para que se resuelva".