La Rioja

Logroño, 19 jun (EFE).- Los riojanos han retirado 1.193 medicamentos, con receta electrónica, en farmacias de Aragón Extremadura, Valencia, Galicia y Navarra, gracias al sistema de interoperabilidad puesto en marcha hace mes y medio, el 5 de mayo.

La consejera de Salud, María Martín, ha dado a conocer hoy el primer balance de este sistema de receta electrónica y también ha asegurado que uno de los efectos de la implantación de la receta electrónica, hace tres años, es que se ha reducido el número de consultas de médicos de familia en un 16 por ciento y en el caso de los pediatras un 7 %.

"La implantación de la receta electrónica ha supuesto importantes ventajas para los usuarios del Sistema de Salud de La Rioja y para médicos prescriptores y farmacéuticos de las oficinas de farmacia" ha asegurado la consejera de Salud.

Martín ha recordado que en mayo de este año, La Rioja obtuvo por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la certificación de Comunidad Autónoma interoperable que suponía numerosas ventajas.

Por un lado, el paciente no necesita ir al médico para que le imprima recetas cuando se desplace a otra comunidad autónoma; además, el farmacéutico dispone de información de la medicación dispensable de los pacientes y de las instrucciones del prescriptor, independientemente de la comunidad autónoma donde se les recete.

Actualmente, además de La Rioja, las comunidades autónomas interoperables son: Canarias, Extremadura, Valencia, Galicia, Aragón, Navarra.

Además Castilla la Mancha es solamente como emisora de recetas electrónicas pero no como dispensadora y se prevé que se sume el resto de comunidades a lo largo de 2017.

De las 1.193 recetas dispensadas a riojanos fuera en otras regiones, la mayoría fueron en Navarra (720), Valencia (315) y Aragón (143), mientras que en Galicia se dispensaron 10 y en Extremadura 5.

Por otro lado, en las oficinas de farmacia de La Rioja se han dispensado 628 recetas a pacientes de otras comunidades, de las que 452 se emitieron en Navarra, 103 en Aragón, 42 en Valencia, 19 en Galicia y 10 en Extremadura.

Se espera que a lo largo de este año el sistema de receta interoperable se extienda por todas las comunidades.

Por otro lado, la consejera de Salud ha explicado que en 2015 del total de recetas facturadas a la Consejería de Salud, 6.044.216, un 92% fueron electrónicas.

Este porcentaje ha aumentado y en 2016, de un total de 6.142.420 recetas, el 93,63% fueron electrónicas y en el primer cuatrimestre de 2017, de un total de 2.034.176 recetas facturadas, el 94,64% han sido electrónicas.

Martín ha asegurado que "el principal beneficiado en este modelo es el ciudadano ya han visto cómo se reducían los desplazamientos al centro de salud para recoger sus recetas de tratamientos crónicos".

También ha explicado que los médicos de familia de La Rioja registraron el pasado año 282.886 consultas menos que en 2014, cuando el sistema de receta electrónica se puso en marcha, lo que supone un casi un 16% menos (de 1.805.492, contabilizadas en 2014 se ha pasado a 1.522.606, en 2016).

En cuando a Pediatría, se han realizado 14.767 consultas menos, es decir, un 6,5% menos (de 234.690 en 2014 se ha pasado a 219.923 en 2016).

La consejera ha destacado que la receta electrónica "reduce la burocracia entre el médico y el paciente" y "ahora también se evitan desplazamientos" además de que "se reducen los errores al interpretar las recetas.

En la misma conferencia de prensa, al directora general de Prestaciones, Carmen Sáenz, ha subrayado la "evolución favorable" del sistema y "el grana avance que ha supuesto para médicos y pacientes".

Y el vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos, Santiago Martínez, ha agradecido la implicación de la administración y de los profesionales en este sistema y se ha mostrado esperanzado en que el funcionamiento se mantenga "de esta manera".