La Rioja

Logroño, 15 jun (EFE).- El secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agroalimentación de UGT, Juan Carlos Alfaro, ha considerado hoy que en el accidente mortal que se produjo en la presa de Enciso "fallaron la coordinación y la prevención de la seguridad laboral".

Alfaro ha hecho estas declaraciones a Efe con motivo de la concentración que su sindicato ha convocado hoy, después de que ayer un trabajador ucraniano residente en Castellón perdiera la vida tras sufrir una caída desde unos cincuenta metros de altura cuando participaba en la construcción del dique de la presa.

El dirigente sindical ha señalado que pretende "ser cauto y no perjudicar la investigación que se está realizando del accidente", pero "es evidente que algo, en materia de prevención y coordinación, ha fallado".

Porque, ha detallado, "cualquier operario que trabaja en altura debe ir vinculado a una cuerda -que se denomina línea de vida- y a un arnés de seguridad", con lo que, en caso de caída, "puedes quedar suspendido o darte un fuerte golpe con la pared que se construye, pero si las cosas están bien, no se cae al vacío".

Ha criticado la "mala coordinación entre subcontratas" en los trabajos de la presa de Enciso, que, "ahora mismo, son una selva", con "más de cien trabajadores al mismo tiempo de diferentes empresas".

Esa actividad, que "se hace con prisa y eso no es bueno", está determinada porque "una obra que estuvo parada dos años, luego se adjudicó con un periodo para acabar de 18 meses y hay que correr para cumplirlo", ha subrayado.

"La obra no para ningún día a la semana y las jornadas de los trabajadores son de doce horas, incluso en estas semanas de calor extremo", ha afirmado Alfaro, quien cree que, presuntamente, "un golpe de calor puede estar en el origen de la caída".

Ha explicado que conoce las condiciones en las que se trabaja en la presa de Enciso porque UGT ha demandado judicialmente a una de las subcontratas que se encargan del movimiento de tierras, en la que "un trabajador dijo que había llegado al límite" y "fue despedido, pero solo reconociendo el salario que figura en la nómina, no las horas extraordinarias", ha detallado.

Ha recordado que esta es la segunda muerte por accidente laboral que ocurre en la presa de Enciso, después de que, en 2014, un camión de la obra cayera por un terraplén dentro de la misma presa.

Alfaro ha afirmado que tiene constancia de que "esta tarde y esta noche van a echar hormigón en la presa", a pesar de que la Confederación Hidrográfica del Ebro, -titular de la obra-, anunció ayer su paralización hasta que se determinen las causas del accidente.

"Nosotros hemos pedido que, como mínimo, se paren los trabajos dos días, pero los plazos que hay obligan a correr y también, quizá, que alguien se quiera apuntar un tanto cuando se acabe la obra", ha concluido.