La Rioja

Logroño, 20 may (EFE).- El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha apelado hoy a la movilización en empresas y en la sociedad para conseguir que, "de verdad", se materialicen cambios en beneficio de los intereses y derechos de la mayoría social, frente a "una minoría, que se está apropiando del crecimiento económico".

El líder de CCOO ha realizado estas declaraciones a los periodistas al inicio de la clausura del Congreso de CCOO de La Rioja, en el que Jorge Ruano ha resultado reelegido en el cargo para los próximos cuatro años, y a quien ha felicitado por su gestión.

Toxo ha añadido que "la ciudadanía no ha salido de la crisis porque el crecimiento económico no está revirtiendo en una mejora de las condiciones de una franja muy importante, que es mayoritaria de la sociedad", ante lo que el Gobierno tiene "una gran responsabilidad".

Cree preciso "un cambio de rumbo sustancial en la política económica, empezando por los Presupuestos Generales del Estado para 2017", que los ha calificado de la "resignación" porque "tienen un único objetivo: reducir el déficit público, que es importante, pero se olvidan de las personas: los pensionistas, los empleados públicos y de un plan de choque por el empleo".

"No cabe resignarse a vivir o convivir con una tasa de paro la más elevada de Europa después de la de Grecia, y con unas desigualdades crecientes entre mujeres y hombres y que se han acentuado con la gestión que se ha hecho de la recesión", ha enfatizado el dirigente de CCOO.

En este contexto, ha subrayado que hay que "pasar a la ofensiva" porque ha recalcado que los sindicatos quieren negociar y, "de hecho, nos hemos sentado, con propuestas, con el Gobierno y las organizaciones empresariales, pero los escenarios de negociación no pueden ser de cartón piedra, no pueden ser la excusa de 'ya nos vemos y ya está todo resuelto'; no, hay que pasar a la ofensiva".

Ha reconocido que "hay corsés importantes, autoimpuestos, en muchos casos; otros exigidos por la Unión Europea", pero también ha dicho que "España tenía margen (para el cambio) y el Gobierno no ha querido aprovecharlo".

España, ha añadido, "necesitaba una reforma fiscal, que permitiera aumentar los ingresos de las administraciones públicas y poder atender, no de golpe, pero iniciar un proceso de recuperación de los derechos, porque hay margen", ya que las empresas, en global, "han recuperado la tasa de beneficios que tenían antes de la crisis y lo que no se ha recuperado son los salarios de los trabajadores".

"¿De qué sirve el crecimiento si no beneficia a la mayoría de la sociedad y los beneficios del mismo se los apropia una franja muy minoritaria de la sociedad española?", se ha interrogado Toxo, para quien el Gobierno tiene "tiene una gran responsabilidad de hacerlo en la política presupuestaria".

En este contexto, ha incidido en que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 "no se compadecen con las posibilidades y las necesidades de la necesidad española".

Entre otros aspectos, también ha dicho que "ha salido satisfecho de las manifestaciones del Primero de Mayo porque ha habido una cierta recuperación del tono vital en las calles de nuestro país y esto espero que sea el punto de arranque de una nueva situación".

Ha reconocido que el efecto de la crisis también ha erosionado al movimiento sindical, pero ha dicho que, sin estar satisfechos, CCOO ha apreciado una recuperación en la afiliación en los últimos meses, lo que cree que es "una base de partida importante para una nueva etapa, un cambio de ciclo".

Respecto al futuro de CCOO en La Rioja, Toxo ha reconocido el "magnífico trabajo" de Jorge Ruano, a quien le esperan cuatro años "intensos, pero muy importantes en los que, seguro. que el sindicato va a estar a la altura de lo que demanda la sociedad riojana".

Ruano ha abogado por situar a CCOO en una posición "ofensiva" frente a los retos planteados, centrados en recuperar los derechos y los salarios a través de la negociación colectiva; impulsar la recuperación de los servicios públicos y concretar cuestiones iniciadas en las mesas de negociación permanente con el Gobierno.

Entre los asistentes al Congreso, también ha estado el dirigente de CCOO en el País Vasco, Unai Sordo, quien ha presentado la candidatura para relevar a Toxo en el cargo en el congreso nacional de finales del próximo mes de junio.

Sordo, en declaraciones a los periodistas, ha defendido la necesidad de reforzar el sindicalismo de proximidad en las empresas, buscar un refuerzo del sindicato en los colectivos más precarizados en el ámbito laboral y reconstruir las legitimidades del sindicato ante la realidad de la sociedad actual y reforzar los espacios de los trabajadores en la negociación colectiva.