La Rioja

Logroño, 21 abr (EFE).- La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha inaugurado hoy la quinta fase de implantación de las zonas wifi de la ciudad, con la que se da cobertura al 60 por ciento de los espacios públicos.

Gamarra, quien ha visitado el barrio de Varea, ha resaltado con esta ampliación se ha logrado incrementar un 70 % el número de habitantes que pueden acceder a este servicio gratuito, ha detallado el Ayuntamiento logroñés en una nota.

La quinta fase de implantación amplía la cobertura a zonas del centro de la ciudad y a los barrios periféricos de Varea, La Estrella, El Arco y Valdegastea con el objetivo de seguir extendiendo la conexión a toda la ciudad de manera igualitaria.

De esta forma, ha señalado, se hace posible la conectividad a casi todos los barrios de la ciudad en busca de la igualdad en todas las zonas vecinales para mejorar en la medida de lo posible el día a día de los ciudadanos sin olvidar de que se trata de un servicio muy vinculado al bienestar de una ciudad "smart".

La alcaldesa ha remarcado además la importancia hoy en día del acceso universal e igualitario a internet para combatir la brecha digital entre ciudadanos.

"Somos conscientes de la necesidad de una conectividad generalizada para todos además de destacar la importancia que este importante servicio ofrece a nuestros ciudadanos, que cohesiona la ciudad a través de la unión entre sus barrios, haciendo llegar los servicios municipales a cualquier parte de nuestra ciudad y a todos los vecinos", ha dicho.

Durante su visita a Varea, ha incidido en que este es un barrio histórico de Logroño, con mucha vida, con familias jóvenes y personas de todas las edades, además de mantener una importante actividad industrial, que se beneficiarán de este servicio.

Gamarra ha manifestado su satisfacción porque "se sigue avanzando en la construcción de una ciudad homogénea, en la que todos los ciudadanos pueden disfrutar de los mejores servicios, una ciudad vinculada a la tecnología que apuesta por mejorar la calidad de vida de todos los logroñeses, vivan donde vivan".

La alcaldesa ha explicado que esta medida se enmarca en la estrategia de expansión de la red wifi pública municipal, "cuyo objeto es la universalización del servicio y el fomento de su uso para que en el horizonte del año 2019 cerca del 90 % de la población disponga de una zona en las proximidades de su vivienda o espacios de esparcimiento público cercanas".

Con la nueva ampliación, la población beneficiada es de 37.348 personas, con lo que cerca del 60 % de los logroñeses disfrutan de wifi libre y gratuita, ya que en las cinco ampliaciones de cobertura realizadas desde 2010 se ha logrado llegar a unas 84.500 personas.

La implantación, integración, mantenimiento y prestación de estas ocho nuevas zonas wifi públicas las realiza, igual que las anteriores, la empresa Knet Comunicaciones.

Para utilizar este servicio los ciudadanos deben registrarse como usuarios de las siguientes formas: vía sms, en el servicio 010 o a través de la página web municipal.

Las claves de acceso tienen diferente validez dependiendo del medio utilizado y deben ser renovadas si se desea seguir usando el servicio.

El sistema se encuentra protegido por un software que analiza el tráfico de los clientes previo a su descarga, protegiéndoles de ataques de virus, phising y código malicioso.

Además, este servicio cuenta con restricciones de uso impuestas por la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) relativas a la velocidad de descarga y subida a los clientes, y al horario de funcionamiento a fin de que no pueda ser utilizado como sustitutivo del acceso comercial.

Así, de lunes a jueves y domingo se puede acceder de 8.00 a 22.00 horas y los viernes y sábados, de 8.00 a 2.00 horas.