La Rioja

Logroño, 21 abr (EFE).- La Plataforma por la Liberalización de la Autopista AP-68 ha exigido hoy al Gobierno de La Rioja soluciones "inmediatas" para eliminar el peaje de la autopista y acabar con la alta siniestralidad de la carretera N-232.

Varias decenas de miembros de esta plataforma se han concentrado frente a la Delegación del Gobierno en La Rioja portando la pancarta "Una carretera no es un cementerio" y varias cruces negras, como protesta tras el "trágico y aparatoso" accidente ocurrido el pasado miércoles en la N-232 a la altura de Alfaro, donde fallecieron dos camioneros tras el choque de dos vehículos pesados.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de este colectivo, Emilio Sáenz de Guinoa, ha subrayado que "la sociedad riojana no puede soportar más la situación que se vive en la carretera N-232, donde los accidentes mortales son constantes".

Ha recalcado que "no puede ser que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, considere inabordable la liberalización de esta autopista, mientras rescata otras deficitarias con dinero aportado, entre otros, por los riojanos".

También ha censurado que "el Gobierno de La Rioja rinda pleitesía a este Ministerio y no defienda los intereses de los riojanos", de modo haya "gobernados de primera y de segunda, como los ciudadanos de esta región, que están expuestos a unas infraestructuras totalmente anticuadas".

El portavoz de esta plataforma ha insistido en que sus miembros "no quieren ser más que nadie y solo luchan por la igualdad", pero mientras "esperan una solución" muchos "se desangran".

Por ello, ha recalcado que las entidades que forman este colectivo "no se resignarán y lucharán por el derecho a tener unas infraestructuras dignas" en La Rioja, porque "no se puede permitir este goteo de víctimas y esta situación inhumana".

La plataforma defiende la liberación de la autopista AP-68, que discurre paralela a la accidentada carretera N-232, y que podría equilibrar el volumen de tráfico, "previniendo de esta forma más tragedias".

También ha pedido paralizar los proyectos de desdoblamiento de la N-232 y una mejor conexión entre esta carretera y la autopista, con el fin de que la primera sirva para comunicar poblaciones cercanas y la segunda como vía vertebradora del territorio.

Según este colectivo, la solución puede ser inmediata y es necesaria solamente "la firme decisión, por parte de los políticos riojanos, de conseguir que sus partidos apoyen a nivel nacional atajar este problema".

La plataforma, integrada por decenas de entidades, asociaciones, ayuntamientos y partidos políticos, ha asegurado que toda la sociedad riojana está de acuerdo en que no se puede seguir consintiendo esta situación, que expone las vidas diarias de muchos ciudadanos riojanos y foráneos, por lo que sostiene que sus demandas "tienen un amplio consenso social que el Gobierno no puede eludir".