La Rioja

Logroño, 21 abr (EFE).- El Gobierno de La Rioja ha completado una nueva fase de mejora de la carretera hacia el barrio de El Cortijo de Logroño, con nuevas aceras para aumentar la seguridad vial, que han supuesto una inversión superior a 80.000 euros.

El consejero de Fomento y Política Territorial del Ejecutivo regional, Carlos Cuevas, ha visitado hoy esta obra, junto al director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora; el concejal de Movilidad de Logroño, Francisco Iglesias, así como la presidenta de la presidenta de la Asociación de Vecinos Carretera del Cortijo, María Carmen de Pablo, entre otras personas.

En una nota, el Gobierno de La Rioja ha detallado que estas obras aumentarán la seguridad vial y protegerán a los peatones que caminan junto a la vía, atendiendo una demanda de los vecinos de este barrio de Logroño.

La obra se ha acometido en el punto kilométrico 5,5 de la carretera LR-441 que comunica Logroño con este barrio, junto al antiguo apeadero del ferrocarril que ha sido recuperado y acondicionado en fechas recientes por el Ayuntamiento de Logroño como zona de recreo y vía verde para caminantes y bicicletas.

Este proyecto ha incluido dos tramos de acera, a largo de 80 metros de longitud, sobre los gaviones que se han colocado para sujetar el terreno.

El proyecto se ha completado con la instalación de bordillos y rígolas para favorecer el drenaje de las aguas superficiales y barandillas de seguridad para reforzar la protección.

La actuación se ha completado con la renovación del asfalto en dos tramos de la carretera.

Esta nueva actuación se suma a otras que acomete el Gobierno de La Rioja en los últimos años para mejorar la seguridad vial de una carretera que registra una intensidad media de tráfico diario superior a 2.200 vehículos, el 10 por ciento pesados.

Esta vía facilita la comunicación con la ermita del Cristo, la residencia para personas mayores Monte Rincón, el Parque Municipal de Jardinería y el matadero de Logroño.

Desde 2009 se han ejecutado pequeñas obras para ampliar arcenes y construir nuevos tramos de acera con una inversión superior a 365.000 euros.