La Rioja

Logroño, 21 abr (EFE).- El concejal del Partido Riojano (PR+) de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha propuesto hoy al Ayuntamiento logroñés que utilice de forma prioritaria nombres de mujeres ilustres riojanas para denominar aquellas calles, avenidas o plazas que están pendientes de obtener una nueva nomenclatura.

En una nota, Antoñanzas ha presentado la moción que defenderá en el próximo pleno municipal para reconocer a todas las mujeres que hayan destacado en el campo de la política, la literatura, el arte, el deporte, la música, la educación y el activismo.

Tradicionalmente, el procedimiento establecido para fijar la nomenclatura de las denominaciones existentes en el callejero logroñés, cuya aplicación corresponde al Ayuntamiento, ha tenido en cuenta como criterios básicos: la toponimia, las personas relevantes y las solicitudes concretas que pueden surgir desde los vecinos.

"Pocas personas no compartirán que tenemos una deuda enorme con la mujer como colectivo y creemos que una forma empezar a recortarla es tenerlas presentes a la hora de decidir el nombre que se pone a los espacios públicos de la ciudad", ha expresado Antoñanzas.

Para el edil del Partido Riojano "existen gestos, como poner en valor los nombres de las mujeres a la hora de nombrar las calles, que pueden ayudan a concienciar a toda la sociedad y a las administraciones públicas a seguir avanzando por la igualdad de género, algo que, entendemos, nos hará crecer como sociedad".

El pasado mes de marzo, se llevó a cabo una iniciativa en la que participaron jóvenes de los programas educativos de la Fundación Pioneros, la Asociación Artística Contemporánea "Complot!" y la Asociación Mujer, Ciencia y Tecnología "Womenteck".

Esta iniciativa constató que mujeres destacadas en la ciencia, la literatura, la arquitectura y el arte han sido olvidadas en los nombres de las calles de Logroño, ha explicado.

Según los datos del trabajo de campo realizado, en Logroño tan sólo 22 de las alrededor de 650 calles, avenidas o plazas llevan nombre de mujer, lo que supone cerca de un 3,3 por ciento.

Para Antoñanzas, "nosotros entendemos que esta discriminación cuantitativa no favorece en absoluto la cultura de la igualdad de género entre los logroñeses".

A finales de 2009 se aprobó por el Pleno logroñés la creación de una comisión política y social para la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, que elaboró un dictamen sobre el cambio de nombre de algunas calles y que solo contenía más un nombre de mujer (el de Pilar Salarrullana).

El Pleno del Ayuntamiento de Logroño, de fecha 31 de julio de 2015, acordó realizar el cambio de la nomenclatura en 17 calles de la ciudad, en cumplimiento de lo estipulado en la Ley 52/2007 de La Memoria Histórica, por lo que el Consistorio logroñés se encuentra actualmente inmerso en un proceso de cambio de nombres de algunas calles de la ciudad.

Es el momento oportuno para recuperar los nombres de las riojanas, ha insistido, para lo que ha propuesto nombres como: Luisa Marín (presidenta de la Unión Tabacalera en 1925) y miembros del asociacionismo logroñés que crearon mutuas escolares a finales de los años 20: Mercedes Eizaga, Fermina G. de Medrano, Juana Madroñero Pascual y Tomasa Martínez.

También ha sugerido reconocer a: Rosa Herreros Torrecilla (primera mujer presidenta del Ateneo Riojano desde 1986 hasta 2002), María Piudo Moreno (primera mujer directora del Instituto Femenino "Marqués de la Ensenada") y Nieves Sáinz de Aja (fundadora del Grupo de Danzas de Logroño).