La Rioja

Madrid, 20 abr (EFE).- El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha enviado una carta a los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas para que "a la mayor brevedad posible" den los pasos pertinentes a fin de abrir la negociación del traspaso de la sanidad penitenciaria a esas administraciones.

Según la misiva, a la que ha tenido acceso Efe, el Ministerio del Interior quiere cumplir con el mandato del Senado que, en sesión plenaria del pasado 26 de octubre, aprobó una moción apoyada por todos los grupos para solicitar que se iniciaran las gestiones para dicho traspaso a las comunidades, a excepción de País Vasco y Cataluña que ya gestionan la sanidad de los presos.

El propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ya anunció a primeros de marzo, también en el Senado, que se pondría en contacto con las autonomías, lo que Nieto hizo precisamente el 29 de ese mes con el envío de la carta a los consejeros.

Ninguno ha respondido hasta ahora, según han indicado a Efe fuentes de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Manifiesta Nieto en la carta la "firme determinación" del Ministerio para avanzar en el cumplimiento de la legislación en esa materia y de la moción del Senado, pero solicita a las autonomías que abran los cauces pertinentes para permitir que se cumpla "el mandato legal, social y ético que se encuentra pendiente desde hace ya demasiado tiempo".

El secretario de Estado de Seguridad subraya que, hasta la fecha, la prestación asistencial en las prisiones se organiza con medios propios del Ministerio, "generando una duplicidad de recursos que produce numerosos problemas de coordinación y disfunciones en la gestión".

Y todo ello se traduce, añade Nieto, en un "permanente esfuerzo" de las administraciones sanitarias, comunitarias y penitenciarias para evitar que se resienta la calidad de la atención a los reclusos.

Nieto recuerda que el legislador ya previó en su momento que la existencia de dos servicios de atención primaria paralelos, dependientes de diferentes administraciones y, por tanto, desconectados entre sí, "no resultaba eficiente ni compatible con un buen gobierno".

Sobre todo, explica el "número dos" de Interior, en la actual etapa, donde la optimización de los recursos públicos "es la esencia del reformismo organizativo".

Considera, además, que un Sistema Nacional de Salud integrado no se puede quedar a la puerta de las prisiones, y cree necesario avanzar "en un concepto de ciudadanía sanitaria universal e inclusivo" que acoja a la población penitenciaria.

En suma, Nieto dice a los consejeros que de lo que se trata es de evitar la segmentación y fragmentación del sistema de cuidados, "máxime cuando estamos hablando de uno de los colectivos tradicionalmente más necesitados y, por tanto, con más riesgo de sufrir desigualdades sociales en materia de salud".

Por todo ello, el secretario de Estado insta a los consejeros a que tomen ya cartas en el asunto y se abra la negociación.