La Rioja

Logroño, 30 mar (EFE).- Responsables sanitarios de Aragón se han interesado en Logroño por el procedimiento de comunicación de enfermedades profesionales del Sistema Riojano de Salud, ha indicado hoy el Gobierno de La Rioja en una nota.

La directora general de Salud Pública de La Rioja, Rosa López, y la técnico de Salud Laboral Lourdes Miralles han participado en una reunión con la jefa de sección de Salud Laboral de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Nieves Martínez, a petición de esta última.

El objetivo ha sido conocer el procedimiento informatizado de comunicación de enfermedades profesionales que se utiliza en el Sistema Riojano de Salud.

El Gobierno de La Rioja ha recordado que, desde la puesta en marcha, a través de la historia clínica, de ese procedimiento, la declaración de las enfermedades profesionales por parte de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades profesionales ha aumentado un 108 %.

Sus datos indican que, en 2015, La Rioja duplicó el índice normalizado de enfermedad profesional a nivel nacional y ocupó el tercer lugar en conjunto del país.

Estas cifras, ha dicho, avalan un programa que, por su repercusión, ha suscitado la solicitud de colaboración de otras comunidades autónomas que pretenden poner en marcha proyectos similares.

Entre ellas ha citado Extremadura, que ya ha recibido asesoramiento en este ámbito; y Aragón, que ha podido conocer, de primera mano, tanto el funcionamiento técnico como las buenas prácticas en este campo.

Mediante este sistema, los facultativos del Servicio Riojano de Salud y los de los servicios de prevención de la Rioja deben comunicar, a través de la sección de salud laboral, las sospechas de enfermedades profesionales a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, que son las encargadas de declararlas oficialmente al Ministerio.

Además, el programa persigue, entre otros, los objetivos de facilitar a los declarantes la comunicación de sospecha de enfermedades profesionales y ayudar al reconocimiento de las mismas desde el sistema de la Seguridad Social.

Mejorar el sistema de vigilancia epidemiológica de enfermedades relacionadas con el trabajo en el sistema regional de salud e instaurar un sistema de alerta que ponga en marcha actuaciones de control sanitario ante la detección de daño laboral son otros de esos objetivos.