La Rioja

Logroño, 21 mar (EFE).- El consejero de Hacienda, Alfonso Domínguez, ha asegurado hoy que "la economía riojana ha superado los niveles de actividad previos a la crisis y mantiene tres años de crecimiento sostenido", por lo que "2016 ha sido un buen año", con un crecimiento del 3,5 %, tres décimas más que la media nacional.

Domínguez y la directora del Instituto de Estadística de La Rioja, Natalia Ríos, han presentado, en una rueda informativa, la publicación "Coyuntura Económica de La Rioja" del cuarto trimestre de 2016.

El consejero ha relatado que La Rioja, en 2016, se situó entre las cinco comunidades autónomas que más crecimiento y el crecimiento interanual en el cuatro trimestre del año fue del 3,5 %, frente al 3 % de la media de España.

"Estos datos ponen de manifiesto que la recuperación económica, iniciada a partir de 2014, continúa a buen ritmo, lo que nos permite mirar al futuro con optimismo", según Domínguez, quien se ha referido a que las previsiones para 2017 sitúan a La Rioja entre el grupo de comunidades que liderará el crecimiento económico, con estimaciones que oscilan entre el 2 % y el 2,6 %.

Ha incidido en que estos datos resaltan que "el modelo económico riojano funciona" y que la gestión que lleva a cabo el Ejecutivo regional es la "correcta", ya que "la recuperación se está viendo reflejada en una intensificación del ritmo de creación de empleo, que es el principal reto del Gobierno de La Rioja".

Ha recordado que 2016 fue un año "complejo", debido a la incertidumbre política en España, con un Gobierno en funciones durante unos meses; las elecciones en Estados Unidos y el "brexit" en Reino Unido.

También ha incidido en que La Rioja en 2017, tras la aprobación de los Presupuestos regionales, se mantiene entre las comunidades autónomas con menor esfuerzo fiscal y aboga por una política "decidida" por la competitividad y la industrialización de las empresas, por lo que ya se trabaja en este último plan.

El informe de coyuntura señala que el empleo ha crecido en todos los sectores económicos, incluido la industria, y, según la última encuesta de población activa (EPA), la población ocupada creció un 2,6 % y la tasa de paro descendió hasta situarse próxima al 10%, "el dato más bajo desde comienzos de la crisis económica".

Se ha referido a que, en los últimos cuatro meses de 2016, todos los sectores económicos de La Rioja, excepción el de la industria, crecieron, pero el de servicios mostró una mayor fortaleza.

El índice de actividad del sector servicios cerró el año con una tasa del 7,1 %, "la más alta desde 2008", lo que situó a La Rioja como la tercera comunidad con mayor crecimiento en 2016.

Además, el índice de actividad del sector de la construcción aumentó en el cuarto trimestre del año un 10,5 % respecto al mismo periodo de 2015 y cerró el ejercicio con un incremento acumulado del 11,6 %; y las ventas del comercio minorista crecieron con "fuerza" este trimestre, con un incremento del 4 %, frente al 1,7 % de 2015.

Ríos ha reseñado que el indicador de producción agrícola tuvo un incremento anual del 1,4 % en el cuarto trimestre; y el de producción ganadera protagonizó un crecimiento anual del 3,8 %.

Ha añadido que el comportamiento del sector industrial estuvo marcado por un proceso de reajuste de sus principales indicadores, con un descenso interanual del índice de producción industrial del 7 %; mientras que el índice de confianza empresarial reflejó que el 57,2 % de los establecimientos consultados apuntó una explotación superior al 70 % de su capacidad en el cuarto trimestre.

A pesar de estos datos, la industria tuvo un buen comportamiento en materia laboral, según la directora del Instituto, quien ha añadido que la construcción continúa en la senda favorable, el de servicios fue el más "dinámico" de la economía regional y el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros registró un "leve" descenso interanual del 0,6 % y aumentó un 0,6 % el de pernoctaciones.

Respecto al comercio exterior, ha narrado que La Rioja registra la cuarta tasa de cobertura más alta de España, que fue del 136,1 % en 2016, frente a la media nacional del 93,1 %.

Ríos ha dicho, en relación a todo el año 2016 y con datos provisionales del ejercicio anterior, que las exportaciones en La Rioja alcanzaron los 1.704,5 millones de euros, un 0,3 % menos que en el año precedente, en lo que ha influido el cierre de Altadis; y las importaciones sumaron 1.252,2, un 6,5 % más.

También ha defendido que los buenos datos de la actividad regional se reflejaron en la evolución positiva de los indicadores de empleo, dado que, según la EPA, la población ocupada aumentó un 2,6 % en el cuarto trimestre; mientras que la tasa de paro cayó más de tres puntos respecto al trimestre anterior y se fijó en el 10,9 %, la más baja desde 2008.

Las Oficinas de Empleo de La Rioja contabilizaron 18.756 parados, lo que supone un descenso interanual del 13,3 % y una tasa acumulada del -12,4 %, con lo que se suman tres años seguidos de tasas negativas, ha precisado.