La Rioja

Logroño, 21 mar (EFE).- El concejal del Grupo Municipal Cambia Logroño José Manuel Zúñiga ha propuesto hoy "cerrar con llave o poner un chip" a los contenedores de recogida selectiva de residuos orgánicos instalados por el Ayuntamiento como campaña piloto.

Zúñiga ha recordado, en una rueda informativa, que el Ayuntamiento logroñés ha instalado de manera provisional doce contenedores de residuos orgánicos en un tramo de la calle Madre de Dios, dentro de un proyecto piloto para sensibilizar a la población sobre la recogida selectiva de este tipo de desechos.

Sin embargo, ha lamentado que esta campaña piloto "será un desastre" porque no se ha informado a los vecinos y los contenedores se encuentran abiertos.

Por ello, "cualquier vecino, sobre todo las personas más mayores y los niños, pueden echar cualquier tipo de residuo", ya que, según ha comprobado en dos contenedores, "en uno sí que se había depositado residuos orgánicos, pero el otro contenía bolsas de plástico y papel", ha indicado.

Ante esta situación, ha propuesto que estos contenedores de color marrón estén cerrados "con llave o a través de un chip para que solo los vecinos involucrados con este tipo de recogida selectiva puedan echar los desechos adecuados".

Zúñiga ha reconocido que "Logroño presume de 'smart city', por lo que lo ideal sería que estos contenedores estuvieran controlados por un chip, que nos permita conocer el número de veces en que se depositan residuos y su procedencia".

Además, ha adelantado que, para que este proyecto "funcione y se consolide", es necesario desarrollar previamente una campaña informativa entre los vecinos, que no se ha hecho, con el fin de que se comprometan a llevar su basura orgánica a este contenedor.

Respecto a la duración de esta campaña piloto, ha considerado que "tres meses no son suficientes para que los vecinos se acostumbren a la separación de residuos orgánicos y no orgánicos".

Este edil de Cambia Logroño ha aludido a un proyecto de ahorro energético que Logroño Deporte llevó a cabo, también durante tres meses, en los polideportivos de la ciudad y que "fracasó porque se hizo mal, sin planificar y el resultado en un espacio de tiempo tan corto no es fiable".

La puesta en marcha de este proyecto para la recogida de residuos orgánicos, ha recordado, la propuso el pasado año Cambia Logroño a través de una moción en el pleno y "tanto el PP como el PR+, cuyo concejal -Rubén Antoñanzas- aparece ahora en la foto con la instalación de los nuevos contenedores, votaron en contra".

El equipo de Gobierno local (PP), ha añadido, "dice que apuesta por las energías renovables, pero luego el trabajo lo desarrolla deficientemente" y ha lamentado que "no lleva a sus últimas consecuencias la lucha contra el cambio climático".

Por último, ha afirmado que "el PP solo compensa a quien con su abstención le permitió sacar adelante los presupuestos", en referencia al PR+, ya que, "por primera vez, aparece en la publicación municipal 'De Buena Fuente' la foto de un concejal de la oposición".