La Rioja

Logroño, 20 mar (EFE).- La Guardia Civil de La Rioja ha detenido a dos personas que, en una misma noche, forzaron once plazas de garaje cerradas en Calahorra, de las que sustrajeron efectos valorados en 19.800 euros.

La Guardia Civil, en una nota, ha indicado hoy que un operativo especial desplegado en Calahorra ha permitido la identificación, localización y detención, en menos de 72 horas, de los presuntos autores de estos hechos, quienes se ha constatado que, al parecer, también robaron, el pasado 21 de febrero, las cámaras de seguridad instaladas en la fachada de los Juzgados calagurritanos.

Este hecho, ha añadido, fue ejecutado por estas dos personas de manera premeditada para evitar que fueran grabados durante la comisión de los once robos en el garaje.

Los detenidos, nacidos en Logroño hace 29 y 34 años y vecinos de Calahorra, reconocieron los hechos durante su declaración y han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Este dispositivo, denominado "Operación CCTV", se inició el pasado diez de marzo, tras constatar un total de once delitos de robo con fuerza llevados a cabo durante la madrugada de ese día en plazas de garaje cerradas de un inmueble situado en la calle Maestro Vives de Calahorra.

En estas acciones se sustrajeron numerosos efectos de alto valor económico y de fácil salida en el mercado negro, como bicicletas de alta gama, una mini moto, navegadores GPS, desbrozadora, un generador, taladros, telescopios, numerosas herramientas, cascos de bicicletas, gafas y bebidas alcohólicas.

La investigación permitió detener el trece de marzo a los dos presuntos autores del robo y en una de sus viviendas y en una bajera de Calahorra se recuperaron casi todos los objetos robados, como 18 bicicletas y las cámaras de seguridad sustraídas en los Juzgados de Calahorra.