La Rioja

Logroño, 16 ene (EFE).- Los programas de prevención del acoso escolar y ciberacoso centrarán el IV Encuentro de Orientadores Educativos de La Rioja, que se celebrará en Logroño el próximo día veinte, con la exposición de diversas experiencias que se desarrollan en la comunidad riojana y en otras regiones.

La Asociación de Profesores de Orientación Educativa de La Rioja (Apolar) organiza este encuentro, que tiene una parte abierta al público con la conferencia "Convivencia entre iguales. Prevención del acoso escolar", a cargo de Andrés González Bellido, responsable del programa "Tutoría entre iguales" (TEI).

La presidenta de Apolar, María José Marrodán, ha explicado hoy a Efe que uno de los asuntos que preocupan a los orientadores educativos es el acoso escolar y la convivencia entre los alumnos, para lo que ha reivindicado que los centros de Primaria deberían destinar un espacio horario fijo a las tutorías.

Ello podría prevenir conflictos que puedan surgir y mejorar la convivencia entre iguales, ha apostillado Marrodán, quien ha recordado que, por ley, los alumnos de Secundaria disponen de una hora de tutoría; mientras que ello no ocurre en Primaria, donde sí se imparten, pero "quitanto tiempo a otras asignaturas" y no de forma organizada en el horario.

Ha reconocido que los centros educativos desarrollan numerosos programas en esta materia y ha insistido en que "una tutoría bien llevada puede prevenir y mejorar la convivencia".

"La convivencia, el acoso escolar y el ciberacoso son temas candentes y de gran preocupación familiar, escolar y social", ha dicho, por lo que Apolar ha planteado este tema para compartir con los orientadores, con los profesores y con las familias.

Sus datos indican que "el acoso escolar no es alarmante en La Rioja, pero sí se detectan problemas de convivencia en las aulas, en ocasiones, por falta de habilidades", según Marrodan, quien ha avanzado que Apolar se plantea reconocer el trabajo de los orientadores educativos a favor de la convivencia.

González Bellido, maestro, psicólogo y catedrático en Orientación Educativa, es un experto en el programa TEI, que ya se desarrolla en varias comunidades autónomas.

Ha explicado que se trata de un programa de convivencia institucional que implica a toda la comunidad educativa y se orienta a mejorar la integración escolar y trabajar por una escuela inclusiva y no violenta.

Marrodán ha añadido que el programa TEI está dirigido a la mejora o modificación del clima y la cultura del centro respecto a la convivencia, conflicto y violencia y se basa en "la tutorización emocional entre iguales, donde el respeto, la empatía y el compromiso son los pilares básicos de su desarrollo en los centros educativos".

El programa, en se desarrolla en veinte centros, con 620.000 alumnos participantes y 24.000 profesores implicados, actúa sobre los primeros síntomas, lo que genera "un entorno de tolerancia cero".

Durante este encuentro, Pilar Calvo se referirá a su libro "¿Por qué a mi?", la Policía Local de Logroño presentará su reciente proyecto de prevención de acoso y ciberacoso escolar y Lyana Echevarría disertará sobre el proyecto de la Consejería de Educación PIE, de prevención, detección y respuesta frente al acoso entre iguales.

Marrodán ha precisado que desde Apolar, formada por medio centenar de profesionales, se aboga por poner en valor el trabajo del orientador educativo, que desarrolla un trabajo de carácter técnico y con rigor científico, con cuyos dictámenes técnicos se trata de mejorar la situación de las personas.