La Rioja

Logroño, 1 dic (EFE).- El proyecto de presupuesto municipal de Logroño para 2017 asciende a 169,5 millones de euros, un 6,76 % más que este ejercicio, tras la admisión de 70 enmiendas negociadas con Ciudadanos (C's) y Partido Riojano (PR+) para que estos grupos se abstengan en la votación del pleno de mañana.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha presentado hoy en una rueda de prensa este documento, que en relación al anteproyecto inicial, ha aumentado en más de 720.000 euros varias partidas de gasto corriente y ha reducido 1,2 millones las cuantías de algunas inversiones para poder incorporar las enmiendas de C's y PR+.

Gamarra ha agradecido a estos partidos políticos que hayan querido "negociar" y trabajar "en beneficio de los logroñeses" y ha lamentado la actitud de "bloqueo" de los otros dos grupos de la oposición -PSOE y Cambia Logroño- que desde el primer momento anunciaron que no apoyarían al PP, pero sí plantearon enmiendas.

Ha dicho que este presupuesto se ha gestado "con ambición y un optimismo moderado" para afrontar nuevos proyectos, en una situación económica "muy diferente" a la de hace unos años, y desde el próximo uno de enero dará respuesta a las necesidades de los ciudadanos "con solvencia".

Entre las enmiendas aceptadas, ha citado las 28 presentadas por C's (20 de ellas con reflejo presupuestario y las otras para concretar algunas cuestiones), mientras que al PR+ de las 58 que presentó se aceptaron 42 (23 de ellas con cargo al presupuesto).

La alcaldesa ha indicado que, de las propuestas de C's, se ha acordado realizar las asistencias técnicas para dos nuevas ludotecas en Valdegastea y Los Lirios, la compra de terrenos para realizar un distribuidor sur y comenzar el proyecto de la pasarela de Los Lirios.

También se aumentará la partida de comercio en 50.000 euros y la de apoyo a microempresas innovadoras; y se publicará un listado de las subvenciones y patrocinios municipales y otro con las obras que se incluyen en este ejercicio derivadas de los presupuestos participativos.

Respecto al PR+, ha precisado que se reducen las partidas de algunas inversiones planteadas en el anteproyecto -como la adecuación de un tramo del Camino de Santiago, la ampliación del teatro Bretón y el traspaso del polideportivo Maristas- y ese dinero se destina a otras cuestiones.

Así, se contratará a un responsable municipal para gestionar el Centro de la Cultura del Rioja (CCR) -algo que también solicitó C's-, se impulsará la actividad de la Biblioteca Rafael Azcona (BRA), se reformarán los frontones de Yagüe y Varea, se construirá un aparcamiento en La Estrella y habrá ayudas de rehabilitación para eliminar la contaminación acústica.

Respecto a los ingresos, en transferencias de otras administraciones, Logroño recibirá casi 37 millones del Estado y 5,2 millones del Gobierno de La Rioja (casi un 6 % más); y mediante la enajenación de suelo se ha previsto ingresar el próximo ejercicio 16,6 millones, con parcelas industriales ya licitadas.

En cuanto a los tributos municipales se prevé ingresar 89,7 millones -un millón de euros más respecto a 2016-, con una congelación de impuestos (IBI, vehículos, plusvalías e IAE) y un ligero incremento del 0,82 % de las tasas y los precios públicos.

El próximo año se prevé ingresar 3,7 millones de euros por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), un 25 % más, vinculado a la recuperación económica.

Gamarra ha subrayado que el próximo año se mantendrá la presión fiscal a los logroñeses, con el objetivo de seguir siendo una de las diez capitales con menor presión fiscal, pero que, gracias a una buena gestión, continuará mejorando sus servicios públicos.

En cuanto a las operaciones financieras, se van a suscribir préstamos por 15,5 millones, de los que 9,6 millones se dedicarán al pago de la anualidad del soterramiento y otros 6 millones a financiar inversiones, "sin superar los límites de endeudamiento, de modo que el Ayuntamiento seguirá siendo solvente", según Gamarra.

El nivel de endeudamiento se situó en el 42,24 % en el último año y se prevé que el uno de enero sea de 43.9 millones, con un 36,42 %, que está por debajo del tope del 75 % permitido a los consistorios.

En cuanto a los gastos, para el capítulo de personal se van a dedicar 44,45 millones de euros, un 1,13 % menos, debido a que el año pasado se dedicó un millón al pago de la paga extra de 2012.

Al capítulo de gasto corriente se dedicarán 63,5 millones de euros, un 2,31 % más, para cumplir con la apuesta municipal por los programas de servicios sociales y los grandes contratos de mantenimiento de la ciudad.

En 2017 se dedicarán 35,7 millones de euros a inversiones, de las que 2,31 millones serán para rehabilitación, 1,41 millones para bibliotecas y 772.000 para educación, entre otras.

En cuanto a las operaciones financieras, se prevé amortizar préstamo por valor de 8,4 millones y los intereses se van a reducir el 6 %, con 56.000 euros menos dedicados a este fin.