La Rioja

Huesca, 1 dic (EFE).- El Magia Huesca espera confirmar la recuperación que mostró el pasado martes, venciendo en la pista del Tau Castellón, e intentará conseguir mañana la victoria ante el colista de la LEB Oro, el Calzados Robusta de Logroño.

El conjunto oscense con las recientes incorporaciones de Pablo Pérez, Bulic y Gantt espera conseguir mejores resultados, además de mejorar su juego, que le hagan escalar puestos en la clasificación.

Sergio Jiménez, entrenador del Magia Huesca, ha destacado lo reforzado que ha salido el equipo con la última victoria la moral con la que afrontan el choque frente a los riojanos.

"El anterior encuentro era muy importante por ser un rival directo al que ganamos como el Tau Castellón, y también por ver el trabajo que se hace. El partido de mañana también es importante y tenemos mucha ilusión y ganas, ya que si le ganamos al conjunto riojano le dejaríamos a tres victorias", ha explicado.

A pesar de enfrentarse al colista, el entrenador peñista no quiere que nadie se confíe porque considera que "tienen una buena plantilla con jugadores veteranos, otros tienen experiencia en la categoría, y saben jugar. Su clasificación es engañosa".

Al respecto de las tres últimas incorporaciones, Jiménez ha manifestado que "la adaptación está siendo rápida y se ha acertado con sus fichajes que nos van a dar lo que nos hacía falta, y espero que ya sea el equipo definitivo sin más altas ni bajas hasta el final de temporada".

El conjunto oscense tan sólo ha ganado dos partidos en casa por lo que tiene ahí su asignatura pendiente como ha reconocido el entrenador peñista.

"Tenemos que sumar en casa y mejorar como locales, y para eso tenemos que jugar con energía todo el partido y con cabeza, y ser listos y llegar con más tranquilidad al final de los partidos", ha dicho.

El partido entre oscenses y riojanas de disputará mañana viernes a las 21.00 horas en el Palacio de los Deportes de Huesca.