La Rioja

Logroño, 30 nov (EFE).- El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha asegurado hoy que las obras de ensanche realizadas en cinc kilómetros de la carretera entre Santo Domingo y Gallinero proporcionarán seguridad a los conductores, dado que ha pasado de tener cuatro metros y medio de anchura a siete.

Ceniceros ha visitado hoy esta actuación, que, según ha dicho, proporcionará, sobre todo, seguridad a los conductores, ya que se consolida una calzada de tres metros en cada sentido y se generan nuevo márgenes a cada lado.

También se incluye la eliminación de curvas cerradas y la construcción de una pequeña variante para evitar el paso de los vehículos agrícolas, "muy numerosos en esta zona", ha detallado en una nota.

Ceniceros ha recordado que estas obras suponen una "actuación integral sobre el corredor comarcal que comunica Santo Domingo con Manzanares de Rioja", además de ser la "mayor inversión de carreteras en 2016, con 1,4 millones de euros".

Además, es uno de los tres ensanches que se han completado durante 2016, junto con los de Morales, que ha supuesto una inversión de 1,05 millones de euros; y Viniegra de Arriba, con 718.374 euros.

Ceniceros ha resaltado que para la construcción de la nueva variante, que evitará el paso por la travesía de Gallinero de Rioja, ha sido necesario salvar la acequia del municipio y facilitar la continuidad de un camino agrícola muy transitado.

Esta actuación se ha completado con la mejora del drenaje, la renovación de las señales de tráfico y los elementos de balizamiento y la instalación de reductores de velocidad en los tramos urbanos de Santo Domingo de la Calzada y Gallinero de Rioja.

Las obras han incluido la reposición de arquetas y acequias de regadío, la sustitución de obras de fábrica existentes por otras de mayor diámetro que facilitan la limpieza y la mejora del drenaje longitudinal con la construcción de cunetas en este tramo.