La Rioja

Logroño, 30 nov (EFE).- Los creadores del blog "Yo fui a EGB", Jorge Díaz y Javier Ikaz, han logrado atrapar a toda una generación de españoles con las historias y recuerdos de su infancia, que han recopilado en cuatro volúmenes literarios, un juego de mesa y un disco con sintonías musicales de dibujos animados.

Díaz e Ikaz, publicista e informático, respectivamente, dejaron apartadas sus profesiones para dedicarse a este fenómeno social hace ya ocho años y que mañana presentarán en Logroño en el Aula de Cultura que organiza diario La Rioja y la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), que lo retransmite en directo en internet.

Según ha detallado Díaz a Efe, el éxito de "Yo fui a EGB" es que ha sabido recuperar más de 25 años de historia de España, desde los años setenta a mediados de los noventa del siglo pasado, una época en la que vivieron su infancia todos aquellos que hoy tienen entre 35 y 50 años, aproximadamente.

Cuatro meses después de poner en marcha su blog "Yo fui a EGB", sus promotores lograron el premio Bitácoras al mejor blog del año y, actualmente, su página de Facebook ha superado el millón de seguidores.

"Ya tocaba mirar atrás, recuperar esa nostalgia" ha dicho Díaz, aunque sostiene que "ya no hay nostalgias como las de antes".

Todo "egebero" recuerda el tresillo de skay del salón familiar, el gotelé, la vajilla Duralex, las chapas, las cintas de casete que se rebobinaban con un boli bic y las chucherías de la época, como los chicles Cheiw, Boomer y los primeros Bollicao.

En sus cuentas de las redes sociales reproducen a diario imágenes "costumbristas" de esa época, algunas de ellas recuperadas gracias a auténticos ejercicios de "arqueología EGB", que sus seguidores les envían mediante fotografías cuando encuentran un hallazgo oculto.

Este fenómeno ha dado lugar a una comunidad muy grande de seguidores, que les tienen "muy presentes en su día a día" y comparten "curiosidades y objetos", lo que supone "muy enriquecedor" para el blog.

De aquella época, Díaz añora "salir a jugar solo a la calle con los amigos del barrio después del cole sin ningún juguete", por lo que sostiene que se fomentaba mucho más la creatividad de los niños que en la actualidad.

"Hoy, los niños son mucho más individualistas, pasan las tardes solos en casa jugando con sus tabletas y ya no saben lo que es el tiempo de espera porque hoy todo es inmediato", ha indicado.

Sin embargo, en los años ochenta y noventa, si alguien quería ver una película determinada y no estaba disponible en el vídeoclub, tenía que esperar varios días a que la devolviesen para poder alquilarla, mientras que hoy una película o disco "se puede conseguir al momento" gracias a internet.

En la actualidad todo es "más efímero", por lo que Díaz sostiene que las cosas "no se viven con la misma intensidad" que cuando se tienen que "esperar meses" para conseguir algo.

Muchas cosas de aquella época "han aguantado bien el paso del tiempo" y han logrado atrapar a la generación de los hijos de aquellos "egeberos", por ejemplo, películas como "Regreso al futuro" porque, según Díaz, son obras "imperecederas".

El próximo 21 de diciembre, la cadena de televisión TNT emitirá una programación especial dedicada a "Yo fui a EGB", que incluirá un concurso presentado por la actriz Anabel Alonso, quien ejercerá como profesora.

En el concurso competirán tres parejas, cuyo único requisito es que hayan cursado EGB y que tendrán que resolver pruebas como saltar a la comba, adivinar sintonías de los años ochenta y noventa, bailar un "hula hoop", reconocer los eslóganes publicitarios de la época y recordar expresiones, objetos y comidas propias de EGB.

Además, ese día, la cadena TNT emitirá cuatro películas "clásicas" de aquella época: "Los Goonies", "¡Aterriza como puedas!", "El secreto de la pirámide" y "Poltergeist".

Entre sus proyectos para el próximo año, los promotores de "Yo fui a EGB" han descartado escribir, de momento, el quinto volumen de sus libros para centrarse en otros proyectos, como diseñar los envases y envoltorios para una marca "muy ochentera" y "otras sorpresas".