La Rioja

Logroño, 29 nov (EFE).- El técnico cordobés Rafael Berges dirigirá este miércoles su primer entrenamiento al frente de la Unión Deportiva Logroñés, un equipo en el que cree que "hay buenos mimbres y nivel para más", en alusión a la clasificación del grupo II de Segunda B, donde los riojanos están a un punto de los puestos de descenso.

Berges (Córdoba, 1971) ha sido presentado hoy, horas después de anunciarse su fichaje, en una conferencia de prensa en la que ha recalcado que para él no haber entrenado nunca a equipos del norte de España "no es una dificultad".

El técnico andaluz, que como jugador militó en Primera en el Celta y el Tenerife, ha desarrollado su carrera como entrenador en equipos andaluces de Tercera, Segunda B (el último de ellos el Jaén) y Segunda, categoría en la que dirigió media temporada al Córdoba.

Ha subrayado que se siente "súper ilusionado" con su llegada al equipo riojano, con el que ha firmado hasta final de temporada y al que trae a su propio ayudante, Daniel Mayo.

"Me puedo amoldar perfectamente a este fútbol y contribuir al crecimiento del club", ha dicho Berges, además de considerar que con su presencia "el objetivo es el mismo que antes".

En este sentido, ha afirmado que "a veces cuesta arrancar" y que esto es lo que cree que le está pasando a su nuevo equipo, después de haber visto todos los encuentros disputados por los riojanos.

Por ello, pretende "cambiar la dinámica" del equipo a base de buen juego, "aunque lo que cuenta es ganar", y por medio de un fútbol "competitivo e intenso", algo que "es fácil de decir, pero difícil de hacer", ha reconocido.

En su llegada a la Unión Deportiva Logroñés pretende "dar confianza a los jugadores", pero también "exprimirles" y "que sean conscientes de la responsabilidad que tienen y de la profesionalidad que eso exige, dentro y fuera del campo".

También cree que, a pesar de la situación del equipo, "hay que mirar para arriba", ha insistido.

Berges tendrá como director deportivo del club al técnico al que sustituye, Carlos Pouso, que dimitió hace dos semanas y que, en buena medida, ha sido quien ha recomendado su fichaje entre media docena de candidatos.

Esa situación no le "plantea un problema", ha afirmado el entrenador cordobés, quien, de hecho, ha asegurado que ve en Pouso a "un aliado" en su trabajo.

El vicepresidente del club, Juanjo Guerreros, ha ratificado el papel de Pouso en el fichaje de Berges y ha asegurado que el entrenador vasco "es el que más le ha convencido, por sus características, por su ilusión y porque puede adaptarse a la plantilla" existente.