La Rioja

Logroño, 19 oct (EFE).- El futuro Plan Municipal de Acción Contra el Ruido en Logroño incorporará un mapa de ruido no estratégico y la creación de la Mesa del Ruido, ha detallado hoy en Ayuntamiento, tras la reunión en la que se han analizado las 64 alegaciones presentadas al documento.

La Concejalía de Medio Ambiente ha convocado hoy una reunión para informar sobre la actual situación del plan municipal, reunir a todas las partes interesadas en la elaboración del documento y valorar las alegaciones presentadas.

El concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, ha indicado, en una nota, que el propósito del Gobierno local del PP es alcanzar el "máximo consenso" posible y, con la aportación de todos, elaborar una propuesta de plan definitiva para su aprobación.

Entre las 64 alegaciones más reiteradas figuran las relacionadas con una propuesta integral contra la contaminación acústica, la inclusión del mapa de ruidos no estratégico, ruidos en la circunvalación y afección del ferrocarril, zonas saturadas, horarios nocturnos y a concreción de plazos y presupuestos.

También hay alegaciones aisladas por ruido de motos, músicos callejeros, túneles de lavado de coches y ruido de determinadas empresas, entre otras.

El Ayuntamiento ha añadido que, una vez concluida la fase de validación, el plan identifica 57 puntos de conflicto residenciales, 10 de conflicto docentes y 2 de conflicto sanitarios, para los que se proponen medidas correctivas, preventivas y de control.

También se diferencian los objetivos en función de su temporalidad: a corto plazo, en tres años; y a medio plazo, en cinco años.

En el corto plazo se prevé reducir las afecciones a la población en edificios residenciales en un 17 % y aumentar el porcentaje hasta el 50 % en el caso de los edificios de competencia municipal; y, en el medio plazo, los porcentajes alcanzarán el 34 % y el 100 %, respectivamente.

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista, en una nota, ha expresado su "inquietud" y su "apuesta firme" por un plan más ambicioso y completo, dado que no comparte los términos expuestos por Ruiz Tutor.

El PSOE ha denunciado que el plan es tardío, ya que Logroño es una de las últimas ciudades españolas en emprender este trabajo; y caro, dado que costó casi 80.000 euros y está incompleto al incluir pocas actuaciones preventivas y correctoras.

Ha precisado que el plan es poco ambicioso porque afecta a un pequeño porcentaje de población y supedita su óptima eficacia a la aceptación de las diferentes alegaciones realizadas por los grupos políticos de la oposición y de colectivos ciudadanos sensibilizados con este asunto.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, en otro comunicado, ha reclamado al Gobierno local que "deje de perder el tiempo y no ralentice la solución a los problemas de ruido que tiene Logroño".

"El equipo de Gobierno debe actuar ya, hoy mismo, contra el ruido en la ciudad porque cuenta con la ordenanza de Medio Ambiente para aplicar medidas contra esta problemática", ha dicho.