La Rioja

Agoncillo , 19 oct .- El ministro de Fomento en Funciones, Rafael Catalá, ha asegurado hoy que el enlace entre la circunvalación de Logroño, la carretera nacional N-232 y la autopista AP-68 "estará acabado pronto", posiblemente en el primer trimestre de 2017.

Catalá ha hecho esta afirmación en su visita a las obras del enlace, ubicado en Recajo -una localidad que pertenece al Ayuntamiento de Agoncillo-, y de las que ya están en ejecución el 65 por ciento, ha detallado.

El ministro en funciones ha estado acompañado en esta visita por los presidentes del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, y del Parlamento regional, Ana Lourdes González; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; y el delegado del Gobierno, Alberto Bretón.

El enlace, en el que se invertirán más de 16 millones de euros en total, supondrá disponer de un "nudo" de carreteras que permitirá pasar en ese mismo punto de una autovía a una autopista para evitar el actual trazado de la N-232, que une La Rioja con Aragón.

Catalá ha recorrido el tramo ya construido y que comienza junto a la estructura del futuro peaje de la autopista, en la que empresa concesionaria de esta vía invertirá un millón de euros.

El responsable de la Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja, Jesús Enrique García Garrido, ha señalado que se construirán dos pasos superiores sobre la autopista, el mayor de ellos de 142 metros de longitud, para lo que será necesario "hincar" varios "pilotes" en el terreno para sujetar la plataforma.

Un aspecto que ha condicionado el ritmo de la obra es que se comprobó que, con la vibración que provocará instalar esos pilotes, se hubiera destruido el depósito de agua que surte a Recajo y a la Base Militar ubicada en esta población, ha explicado.

Por ello, ahora se construye otro depósito que soporte el desarrollo de las obras y avanzar luego en la culminación del enlace.

"El trazado que se va a desarrollar -ha explicado- será importante en el futuro, cuando se libere la AP-68", cuya concesión termina en 20126, ya que, "entonces, con una sencilla conexión de unos 300 metros, se unirán los dos troncos", en alusión a la actual circunvalación (LO-20) y la autopista convertida en la ronda sur de Logroño.

Ahora mismo, en la conexión que está en ejecución, "falta parte de los ramales y la estructura que antes necesita construir el depósito, algo que llevará tres o cuatro semanas", ha precisado García Garrido, y luego culminará la construcción del peaje y se pondrá la capa de rodadura de la carretera.

El ministro ha subrayado, tras escuchar estas explicaciones, que "las obras bien y podrán acabar para primeros del año próximo", lo que ayudará a "una conexión más fluida" entre estas vías de comunicación, ya que se evitará que, para incorporarse a la autopista, haya que pasar por las travesías de Recajo y Agoncillo, por donde ahora discurre la N-232.

Ha recordado que estos trabajos fueron adjudicados por gobiernos socialistas, pero se pararon y se recuperaron en 2015, con la llegada del PP al Ejecutivo de España.

Se ha referido al "aprovechamiento de las infraestructuras que se hace en La Rioja", donde "los usos de la autopista entre Haro y Alfaro están exonerados de peaje si se utiliza un dispositivo electrónico y se hace en 24 horas".

Con ello, "aunque sea cierto que hay coste, también es verdad que las administraciones nos hemos ocupado de que, en el uso frecuente de la autopista, haya una exoneración del peaje, por la consideración social de infraestructuras".

Catalá ha añadido que, desde 2012, el Gobierno de España ha invertido más de 440 millones de euros en La Rioja en infraestructuras, 160 de ellos en construcción y mantenimiento de carreteras y, de esa cifra, casi 45 en este ejercicio.

"Hoy se da un paso más", ha dicho el ministro en funciones, quien ha recordado que en los últimos años se han puesto en servicio en La Rioja 28 kilómetros nuevos de autovía.

Respecto a la futura "ronda sur" de Logroño, ha afirmado que "confía" en que los proyectos y estudios sigan progresando para que llegue "el tiempo en el que puedan desarrollarse las obras".

Esa situación pasa, en general, en todo el territorio porque "las limitaciones presupuestarias de estos años condicionan el desarrollo de proyectos y, aunque hay capacidad técnica para hacer más inversión, con esa situación, hay que priorizar", ha dicho.

Catalá ha subrayado la "acción coordinada en infraestructuras ferroviarias" en La Rioja para "trabajar en las distintas fases de la integración del ferrocarril en Logroño, en la construcción de la nueva estación y en las futuras fases del proyecto".

Para él, aunque el aeropuerto riojano "no tiene una actividad muy amplia", en 2015 creció un 3 2% y, en lo que va de año, el tráfico de pasajeros ha aumentado el 12 %.

Ceniceros ha agradecido la colaboración con el Gobierno central en este proyecto de enlace de la B -232 y la AP-68, que "estuvo paralizado por los gobiernos socialistas y tuvo que venir Mariano Rajoy en 2011 para impulsarla, lo mismo que otros proyectos que estaban paralizados en la comunidad".

Se trata de un enlace "fundamental para la futura ronda sur de Logroño" y "para descongestionar el tráfico" de la capital riojana, y, además, "permitirá la unión hacia otras carreteras", ha concluido.