La Rioja

Logroño, 18 oct (EFE).- El proyecto de reurbanización de la calle General Sanjurjo incluirá una ampliación notable de las aceras, renovación de servicios y más iluminación y junto a la Escuela de Idiomas se plantarán árboles y se colocarán bancos y mobiliario urbano, ha informado el Ayuntamiento de Logroño en un comunicado.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha informado hoy vecinos de la zona de los detalles del proyecto que el Ayuntamiento de Logroño ha diseñado para esta calle y que podría iniciarse el próximo mes de noviembre.

Una actuación que vendrá a "incrementar el carácter estancial y de disfrute peatonal en una zona muy concurrida al coincidir varias dotaciones, fundamentalmente la Escuela de Idiomas y una guardería", ha explicado la alcaldesa.

Ha resaltado también que se trata de una calle que acaba en "fondo de saco" -sin dar paso a otra vía-, por lo que la circulación rodada se limita a los vehículos que buscan aparcamiento.

El incremento de la seguridad es, como ha explicado la alcaldesa, uno de los principios tenidos en cuenta en el proyecto.

Así, "se ampliará la zona peatonal de las aceras junto a los dos centros educativos, con el objetivo de que a la salida y entrada los alumnos y familiares no necesiten utilizar la calzada provocando situaciones de peligro y conflicto con los vehículos y solucionando una demanda reiterada por parte de los vecinos".

Las aceras pasan por tanto de los 2,80 metros actuales a los 4,50 en la margen de la Escuela de Idiomas y de 1,60 a 2,30 metros en la de enfrente.

Los aparcamientos en batería se convierten en línea, a fin de evitar la invasión de parte de las aceras por los vehículos ahí aparcados y ganar espacio para los peatones.

El proyecto incluye el asfaltado de la calzada y la pavimentación de 1.125 metros cuadrados con baldosa pétrea de 30x30x4 centímetros de 36 pastillas en las aceras y 50 metros cuadrados de hormigón impreso en el espacio final del paseo.

En el nuevo paso de peatones se colocará baldosa direccional y de peligro.

Se renovará la canalización de alumbrado público enterrándola bajo acera y con cableado nuevo y se ejecutarán nuevas arquetas; se reubicarán cuatro columnas troncocónicas de acero galvanizado de 10 metros de altura, sobre las que se apoyará la luminaria existente; también se aprovechan las luminarias que había hasta el momento.

Respecto a las tuberías de agua potable, las canalizaciones de fibrocemento que se encuentran dentro del ámbito de actuación de la acera Norte se sustituirá por una de fundición dúctil de 100 milímetros de diámetro.

Se modificarán los sumideros a las nuevas rígolas, colocándolos en los puntos más bajos y en la parte superior de los pasos de peatones, para favorecer la evacuación de las aguas de escorrentía.

Además, la actuación se extenderá al parque que se ubica a continuación de la calle hasta la calle Obispo Rubio Montiel y que mejora los tránsitos peatonales de la zona.

El proyecto será ejecutado dentro del contrato de Obras de Conservación y Mejora de Infraestructuras Viarias en el municipio de Logroño, por la empresa adjudicataria, UTE Estrena Logroño.

El presupuesto inicial era de 121.091 euros pero finalmente se ha incrementado en casi 40.000 euros destinados a la renovación de las aceras y la red de agua potable correspondientes a la zona de unifamiliares allí ubicados, las denominadas "Casas baratas", que inicialmente no se había contemplado.