La Rioja

Logroño, 18 oct (EFE).- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), Vicente Rouco, ha demandado hoy un plan nacional que regule un desarrollo homogéneo y coordinado de los nuevos sistemas de comunicación, para evitar diferencias y descoordinaciones entre los TSJ de las comunidades autónomas.

Rouco ha intervenido en la ponencia "Justicia digital y tutela judicial efectiva", dentro de las jornadas de presidentes de Tribunales Superiores de Justicia organizadas por este órgano en La Rioja hasta mañana.

En una entrevista a Efe, ha explicado que uno de los grandes objetivos de la justicia es poder incorporarse al proceso de modernización del siglo XXI en el ámbito de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información para transformar, de una manera "radical", el modo de trabajar.

Así, ha abogado por implantar métodos y procedimientos de trabajo en el marco de la administración de justicia de la misma manera que se hace en la sanidad o la gestión tributaria.

Según el presidente del TSJCM, "la justicia no puede dar la espalda a la realidad tecnológica y debe dejar atrás esa imagen de mesas atestadas de expedientes de papel y grandes tomos inmanejables para los profesionales intervinientes en las actuaciones".

De este modo, se ha mostrado "convencido" de que la digitalización de la justicia conllevará "una mejora sustancial", con una "mayor calidad y eficiencia" del servicio que se presta a los ciudadanos.

Con una justicia digital, los implicados pueden conocer los procedimientos judiciales a través del acceso en red, ha resaltado Rouco.

Ha citado reformas legislativas, como la desaparición del papel desde el pasado 1 de enero, que exigen una adaptación de los métodos de trabajo en los juzgados.

Por otro lado, ha pedido a los órganos judiciales una mayor dotación de medios, para lograr una red de comunicación con una potencia y agilidad "adecuada" que permita a los ciudadanos acceder a la información del expediente judicial electrónico.

Además, Rouco ha recalcado que los jueces deben disponer de las herramientas precisas para ejercer su trabajo jurisdiccional a través de unas plataformas ágiles con acceso remoto si es necesario.

En su opinión, los sistemas tecnológicos de las diferentes administraciones de justicia deben tener "interoperabilidad" para que esa comunicación sea homogénea y no existan diferencias entre comunidades para compartir información.

Ha exigido a las administraciones públicas una "apuesta decidida" por la implantación del expediente judicial electrónico en todas las jurisdicciones.

En este sentido, ha detallado que en el proceso penal todavía no se ha producido una transformación procedimental completa, debido a una normativa "arcaica y parcheada", que es la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 1885.

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, asistirá mañana a la clausura de estas jornadas de presidentes de Tribunales Superiores de Justicia.