La Rioja

Madrid, 18 oct (EFE).- Las comunidades autónomas quieren que la Conferencia de Rectores CRUE, que representa a la práctica totalidad de las universidades, "presione" al Ministerio de Educación para que este curso haya una moratoria con la Selectividad y se mantenga, en lugar de hacerse la prueba final de Bachillerato que fija la Lomce.

Así lo han asegurado hoy fuentes presentes en la reunión que tuvo lugar el pasado día 4, en Valladolid, entre los directores universitarios autonómicos y representantes del departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo.

Ya que está establecido que la nueva prueba no va a servir para titular en Bachillerato este curso y que será "voluntaria" para el alumnado que quiere ir a la Universidad, "lo más sensato sería prorrogar un año más la PAU" o Prueba de Acceso Universitario, conocida como Selectividad, han sostenido estas fuentes.

El 30 de noviembre tiene que salir la orden en la que se recogerán las características de la nueva evaluación final de Bachillerato y habrá "muy poco tiempo después para prepararla", han destacado.

"La CRUE debe empujar" la petición de una moratoria sobre la nueva prueba ante el Ministerio, han subrayado las fuentes, que han argumentado que habrá "muchas dificultades para llevar una prueba de Bachillerato en condiciones y que sea equivalente a la PAU".

"Estamos hablando de distinto número de exámenes, distintas asignaturas que deben conformar la prueba, de más días de duración, de comités de evaluación paritarios entre universidad y Secundaria, de un montón de cosas que afectan a la organización" de esta prueba, han enfatizado.

Además, las mismas fuentes se han preguntado quién va a pagar las tasas de esta prueba porque "no está claro"; "antes se pagaba una tasa para la PAU que cobraban las universidades y las comunidades ponían algo más de dinero, cuando ahora las autonomías no tenemos una dotación para ello", han explicado.

Estas fuentes, presentes en la citada reunión, han resaltado "la inquietud" que los directores generales transmitieron a Educación sobre la nueva prueba y solicitaron un curso de prórroga para implantarla, pero que el Ministerio contestó que era "imposible" al estar incluido el calendario de la Lomce en una ley orgánica.

Por otra parte, las mismas fuentes han afirmado que las universidades están trabajando ya en un modelo de admisión de alumnos "muy parecido" para que sea "idéntica" y las notas tengan el mismo peso para todas las universidades.