La Rioja

Logroño, 3 sep (EFE).- El director del Instituto Nacional de la Administración Pública, Manuel Arenilla, ha incidido hoy en la necesidad de un liderazgo público, unido a la potenciación del conocimiento y el talento, como factores diferenciales en el desarrollo de infraestructuras.

Arenilla ha intervenido hoy en la primera mesa de la Escuela de Verano del PP de Logroño "Construyendo el futuro", en la que se ha abordado las "Infraestructuras de progreso", ha informado este partido en una nota.

En esta primera mesa también ha intervenido el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de La Rioja, Miguel García, quien ha señalado la necesidad de "rentabilizar y orientar las inversiones" en infraestructuras y generar ahorro en los tiempos de viaje.

También ha abogado en la idoneidad de "explicar" los proyectos a la sociedad y definirlos previamente para evitar costes añadidos.

En representación de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Javier Ridruejo, ha destacado la capacidad que ha tenido España para reducir el déficit histórico de las infraestructuras y situarse al nivel europeo, generando además que empresas españolas del sector logren facturaciones de 80.000 millones de euros en el extranjero.

La segunda mesa, centrada en "Una sociedad productiva", ha contado con la intervención del responsable de la empresa Neuronup, Íñigo Fernández de Piérola, quien ha abordado la gestión del talento.

En esta línea, ha insistido en que "el talento viene siempre detrás del aprendizaje" y del "uso que se le de a la inteligencia".

El director de Deusto Bussines School, Iñaki Ortega, ha predicho que se vamos "hacia un nuevo mundo" y ha citado el ejemplo del turismo, que "se ha tenido que reinventar debido a la unión de tecnología y crisis económica".

También ha señalado que "lo público ya no tiene la última palabra", sino que "cada uno ostenta un micropoder".

El profesor titular de Economía y Empresa de la Universidad de La Rioja, José Ignacio Castresana, ha aludido al mínimo interés de las empresas por buscar colaboraciones y sinergias, a pesar de la existencia de estudios que avalan que este tipo de estrategias "mejoran los resultados empresariales".

Además, ha dicho que la estructura colaborativa no tiene más de un socio y ha invitado a las administraciones públicas a "liderar proyectos que ilusionen" y que generen sinergias entre empresas.