larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 19 || Mañana 10 / 19 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

La prensa anglosajona castiga la imagen de España, según un estudio de Elcano

Madrid, 24 dic (EFE).- La crisis económica española y la complicada situación de los bancos atrajeron la atención de los medios de comunicación extranjeros este verano, cuando los anglosajones ofrecían una visión "negativa y parcial" del país, mientras franceses y chinos apostaban por una imagen positiva.
Esta es la conclusión del estudio que ha realizado el Real Instituto Elcano tras analizar una quincena de medios y su cobertura de España a lo largo de junio y julio, fechas en las que el país aparecía irremediablemente asociado a la crisis bancaria y financiera.
Al margen de alguna alusión a la selección española de fútbol o al rey, todas la noticias se centraban en la economía y las palabras más utilizadas junto a "España" fueron "bancos", "billón", "rescate", "bono" o "euro".
Los bancos y el rescate han tenido una clara omnipresencia en los medios extranjeros y en general la imagen española se ha proyectado bajo una "luz crítica", al hacerse hincapié en la relación del Estado y las entidades financieras en el "boom" inmobiliario.
La segunda idea con más peso en el discurso periodístico, según el estudio de Elcano, es la falta de transparencia de la que adolecen España y sus políticos, con dos focos de atención clave: el caso Bankia y la petición de rescate de las comunidades autónomas.
La ayuda a los bancos ha reflejado la disparidad de visiones y, así, mientras que diarios como Le Monde o China Daily han interpretado el rescate en clave positiva, medios anglosajones como The New York Times o The Wall Street Journal, y el diario argentino La Nación, han insistido en su preocupación por el aumento de la deuda y por la capacidad de España para asumirla.
Según estos medios, la situación española era tan grave que la ayuda sería insuficiente, y llama la atención que esta idea persistiera incluso después de conocer los informes de las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger, que señalaron que las necesidades de los bancos serían muy inferiores a los recursos disponibles.
La mayoría de los medios hablan de una crisis europea, no sólo española, y han criticado las medidas de austeridad y los recortes, sobre todo por contradecir el programa con el que el PP ganó las elecciones, punto denunciado con especial énfasis por el francés Le Monde, a pesar de su discurso positivo sobre España.
El discurso negativo que predomina en los medios británicos, estadounidenses y argentinos sobre España sólo se diferencia en que las dos últimas nacionalidades mantienen una postura muy crítica sobre la unidad política y económica europea, mientras que diarios y agencias del Reino Unido hacen más hincapié en el "lastre" que supone el Sur de Europa para el Norte.
En general, las informaciones rezuman "desconfianza" hacia España y hacia las medidas para reestructurar su sistema financiero, que se ven "insuficientes".
Los bancos se describen además "bajo una óptica de riesgo" por su implicación en la burbuja inmobiliaria, "poco transparentes y mal gestionadas", un análisis en el que destacan el caso de Bankia.
Frente a esta imagen, los medios franceses y chinos ofrecen un discurso "más aséptico e incluso positivo", dan una menor importancia a las agencias de calificación de riesgo y a los inversores y prestan más atención a las medidas adoptadas por la UE y por España.
Tras este análisis, el Instituto subraya la necesidad de prestar atención a las informaciones que ofrecen los medios extranjeros y "hacer un llamamiento a la objetividad" por su capacidad de minar la imagen exterior del país como formadores de opinión. EFE
CONDICION:%%%,%%%,%%%,PP
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.