larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 8 / 19 || Mañana 8 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Camino mano a mano

sociedad

El Camino mano a mano

El discapacitado brasileño Evandro Bonocchi recorre la ruta jacobea en una ‘handbike’ acompañado de algunos amigos

12.09.13 - 21:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Camino mano a mano

Cada año pasan miles de peregrinos por Santo Domingo de la Calzada. De algunos conocemos sus historias, otros pasan anónimamente por La Rioja. El pasado 20 de agosto el albergue municipal calceatense recibió a su peregrina número 15.000 del año 2013, la estonia Kristiina Piip. Pocos días después, el 23 de agosto, pasó por Santo Domingo Juan Montero, un exlegionario alicantino que hacía el Camino de Santiago corriendo, a una media de 60 kilómetros al día, para llamar la atención y concienciar sobre la necesidad de ser donante de médula ósea. Los últimos y más singulares peregrinos en pasar fueron, el pasado domingo 1 de septiembre, un grupo de catorce jinetes que, a lomos de sus caballos, recorren el Camino como medida de apoyo de la candidatura de Madrid a albergar los Juegos Olímpicos de 2020.

El pasado viernes 6 de septiembre nos encontramos, si cabe con una historia más singular todavía, la de un grupo de peregrinos brasileños que están recorriendo el Camino de Santiago. Dos de ellos, Miltinho Miranda y Evandro Bonocchi, proceden de Río de Janeiro y tienen una peculiar aventura que contar. Y es que Bonocchi es un discapacitado que recorre el Camino con una bicicleta manual, adaptada a su condición física. A su lado, su amigo Miranda le ayuda, la guía y le acompaña, junto con otro grupo de ciclistas cariocas que forman un llamativo pelotón.

Un pinchazo y la pérdida

El grupo llegó a Santo Domingo de la Calzada con la rueda delantera de la singular bicicleta de Evandro Bonocchi pinchada. En su camino se encontraron, en la avenida de Burgos, con la tienda Ciclos Ollero y, allí dentro, a otro peregrino que realizaba el Camino de Santiago en bicicleta de montaña, Andoni Urien, un joven bilbaíno que había partido de Estella (Navarra) y había parado en Santo Domingo a revisar el mecanismo de cambios de su bicicleta. Allí, juntos los cuatro, Miranda, Bonocchi, Urien y José Carlos Ollero, el propietario de la tienda de bicicletas), lograron reparar el pinchazo con manos diestras. Para los brasileños fue suficiente, aunque solo era el mediodía, y se quedaron a pernoctar en el albergue municipal calceatense, sin embargo, Andoni Urien siguió hacia Grañón y Redecillas.

Evandro Bonocchi, alias ‘Kiko’ tiene 36 años, está casado y trabaja como ‘coach’ en Brasil. Su vida y peripecias las cuenta en el blog www.tocandoavidasobrerodas.com.br. Para llegar a Santo Domingo habían partido de Sotés, aunque su peripecia anterior fue, cuando menos, sorprendente. En el vuelo Madrid-Pamplona, según cuenta Bonocchi en su Facebook, Iberia perdió sus bicicletas. Esta no sería una vicisitud demasiado inusual si no fuera porque Bonocchi necesita una bicicleta especial para su aventura, patrocinada por diversas empresas cariocas. Rápidamente, eso sí, gracias a las redes sociales, lograron hacerse con nuevas máquinas, incluida una ‘handbike’.

En Santo Domingo conocieron a un brasileño afincado en la localidad riojana, Saulo, que les presentó a su prima Fabiana, que regenta un bar, según cuenta Miltinho Miranda en su Facebook. Fue un momento curioso el que vivieron estos brasileños en nuestra tierra. Ya habrán partido rumbo a Santiago de Compostela.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.