larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 5 / 10 || Mañana 2 / 7 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Dolor en La Rioja por la muerte del piloto del F5 que se estrelló en Badajoz

SucesoS

Dolor en La Rioja por la muerte del piloto del F5 que se estrelló en Badajoz

El piloto del F5 que se estrelló en Badajoz pasó su infancia y adolescencia en Baños y estaba casado con una najerina

05.11.12 - 10:35 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Dolor en La Rioja por la muerte del piloto del F5 que se estrelló en Badajoz
Imagen del acto militar celebrado en Badajoz./EFE
La muerte en accidente de aviación del comandante Ángel Álvarez Raigada, fallecido la pasada semana al estrellarse el F5 que tripulaba, ha causado un hondo impacto en La Rioja, sobre todo en el entorno de Nájera, donde el desaparecido militar era muy apreciado y querido. Aunque nacido en la localidad zamorana de Coreses, Álvarez Raigada se desplazó de niño con su familia desde Bilbao a vivir a Baños de Río Tobía, donde transcurrió su infancia y adolescencia. Toda la familia está muy vinculada a La Rioja; su viuda es natural de Nájera, al igual que su familia política, que residen en esta localidad. También viven en La Rioja su madre y sus hermanas; una de ellas, Ana, se mostraba hoy muy afectada pero también reconfortada por las muestras de pésame recibidas. "Tanto la familia Álvarez Raigada como la familia de la viuda, los Davalillo Sáenz, queremos agradecer todos los mensajes de ánimo que nos ha hecho llegar la gente", explica Ana, la menor de los cinco hermanos. Ángel era el mayor de la familia, luego tuvo tres hermanos trillizos, y finalmente nació la hermana pequeña.
El fallecimiento del militar se produjo el viernes, cuando el avión F-5 del Ejército del Aire que tripulaba realizaba un vuelo de instrucción. Por causas que todavía se investigan, el aparato sufrió una emergencia tras el despegue, con parada del motor izquierdo. En ese momento, según relató la Delegación del Gobierno, «los pilotos decidieron regresar a la base declarando emergencia y en la maniobra de aproximación para el aterrizaje». Sin embargo, «el avión se precipitó contra el suelo, junto a la cabecera de la pista, por causas desconocidas».
En el accidente resultó herido el otro tripulante de la nave, el alférez Sergio Santamaría de Felipe, de 23 años. Nacido en Salamanca el 10 de marzo de 1989, Santamaría de Felipe, que sufre politraumatismo, se recupera de sus heridas en la UCI del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, pero sin que de momento se tema por su vida.
Casado y padre de dos hijos, el piloto fallecido contaba con más de 2.000 horas de vuelo. Después de tres años destinado en Estados Unidos, en el momento del siniestro cubría una segunda etapa en la base extremeña de Talavera la Real, donde estaba ahora destinado. En Estados Unidos estuvo pilotando un T38, un avión similar al F5 accidentado, señalan fuentes militares citadas por la agencia Efe.
El funeral en su memoria tuvo lugar el sábado, en las instalaciones de Talavera la Real (Badajoz), donde se le rindió homenaje con un acto de imposición de condecoraciones y honores fúnebres. Durante este acto, Álvarez Raigada recibió a título póstumo la Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo amarillo, que se concede a aquellos militares fallecidos en acto de servicio, y que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, entregó a su viuda. Además del ministro de Defensa, Pedro Morenés, acudieron al acto el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias; la vicepresidenta y el consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo del Gobierno extremeño, Cristina Teniente y Víctor del Moral; el presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano; el alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, así como autoridades civiles y militares.
Fueron los propios compañeros del comandante fallecido los que portaron a hombros el féretro de Ángel Álvarez, que iba cubierto por la bandera de España. Les seguía una banda de música, que interpretó algunos temas militares.
Durante este acto de honores fúnebres se vivieron momentos muy emotivos, tanto durante el traslado del féretro, como cuando las autoridades asistentes se acercaron a la familia del militar fallecido para mostrarle sus condolencias. Tras el acto, el féretro con los restos mortales de Ángel Álvarez partóo de la base de Talavera la Real para darle sepultura en una ceremonia que se celebró en la intimidad por expreso deseo de la familia y del fallecido, que había dejado establecido a su familia que no quería en su despedida ningún acto de tipo religioso.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.