El San Millán deja un vacío equivalente a dos campos de fútbol

Después de cuatro meses de labores de demolición en los que se han retirado 50.000 metros cúbicos de escombros, el viejo hospital desaparece del mapa dejando a la vista una parcela de 16.000 metros

J. CAMPOS| LOGROÑO
La explanada resultante ha quedado perfectamente allanada a la espera del inicio de la edificación del nuevo complejo sanitario. / JUSTO RODRÍGUEZ/
La explanada resultante ha quedado perfectamente allanada a la espera del inicio de la edificación del nuevo complejo sanitario. / JUSTO RODRÍGUEZ

Quienes pasean habitualmente por el entorno del CARPA lo echan de menos desde hace unos días. Bien sea por la calle Duquesa de la Victoria, la avenida Autonomía de La Rioja o la plaza Joaquín Elizalde, los viandantes miran con nostalgia a través de la lona verde que protege su perímetro... El San Millán ya es historia y, a partir de ahora, sólo será posible contemplarlo en fotografías o recordarlo tirando de memoria.

Apenas cuatro meses después del inicio de los trabajos de demolición en los que se han retirado un total de 50.000 metros cúbicos de escombros -equivalentes al volumen que ocuparían más de una veintena de piscinas olímpicas-, el viejo hospital ha desaparecido del mapa de la ciudad dejando a la vista de logroñeses y visitantes una parcela libre de construcciones de aproximadamente 16.000 metros cuadrados -o lo que es lo mismo, un solar capaz de albergar dos campos de fútbol similares a Las Gaunas-.

A la espera de que se produzca la firma del acta de recepción de los trabajos, prevista inicialmente para la próxima semana, la caseta de obras es, junto a la escasa maquinaria que aún queda por retirar, lo único que se mantiene en la gran explanada que atrae la curiosidad de los vecinos con los cedros como únicos testigos. Desde las ventanas de los pisos del número 2 de Autonomía de La Rioja, el inmueble más alto en los aledaños, resulta fácil comprobar el impacto visual que supone la desaparición del antiguo complejo. Un antes y un después que lleva a frotarse los ojos.

30 trabajadores, seis retroexcavadoras de gran tonelaje, tres máquinas especiales de demolición de gran alcance (hasta 42 metros de altura), 25 camiones bañera, una cargadora, un rulo compactador, un camión cisterna para el riego continuo, dos minirretros, dos minicargadoras y una telescópica han cumplido, en plazo, con lo acordado reduciendo a escombros más de medio siglo de historia local y regional.

Sólo un primer paso

«Lo más significativo del trabajo realizado ha sido la ejecución de la obra mediante el procedimiento de demolición selectiva... Se ha utilizado maquinaria especial haciendo hincapié en intentar evitar las molestias a los vecinos: selección y reciclaje de materiales según la normativa vigente, riego continuo, reducción de rendimiento en la ejecución de derribo...», explican a Diario LA RIOJA desde la gerencia de la UTE LMB-Erri Berri, adjudicataria del proyecto.

El final de la demolición del antiguo Hospital San Millán -con una inversión de 1,2 millones de euros- no deja de ser solo un primer paso para construir el nuevo complejo de salud del mismo nombre, cuyo proyecto de ejecución, actualmente en fase de tramitación según fuentes de la Consejería de Salud, se iniciará el próximo año una vez licitadas y adjudicadas las obras.

La parcela vallada que ha dejado tras de sí todo un símbolo de la capital riojana en la segunda mitad del siglo XX significa exclusivamente un punto de partida... Sólo el tiempo dirá qué papel le reserva el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos