larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 4 / 20 || Mañana 8 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Clases mixtas o clases diferenciadas por sexos

TRIBUNA

Clases mixtas o clases diferenciadas por sexos


11.10.09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
U no de los debates que hoy hay también en la educación de niveles no universitarios en nuestro país, es el de las clases mixtas o diferenciadas por sexo. Puede dar luz al mismo la historia, la comparación con otros países y la Pedagogía. En España, al igual que en otros estados de Occidente, las escuelas de Enseñanza Primaria, desde su origen en la Edad Media, han sido, de niños, de niños o mixtas, dependiendo de la voluntad de sus fundadores (Iglesia, municipio o particulares), y del censo de población.
A partir de 1812, en que la Constitución de Cádiz establece la obligación de que los Ayuntamientos creen escuelas de niños, todos los Reglamentos de Escuelas de Primeras Letras (1821, 1836, y 1938) dispusieron que se estableciesen escuelas separadas para niños y para niñas donde quiera que los recursos lo permitan, acomodando las enseñanzas de éstas, a las correspondientes de niños, pero con las modificaciones y en la forma conveniente al sexo.
La Ley de Instrucción Pública del 9 de setiembre de 1857 (Ley Moyano), al hacer obligatoria la Enseñanza Primaria, tanto para niños como para niñas de 6 a 9 años, dispuso que en todo pueblo de 500 almas habría, necesariamente, una escuela de niños y otra de niñas, con lo que solo en los menores de ese censo serían mixtas. A partir de esa fecha se incrementó considerablemente el número de las de niñas. En La Rioja, en 1855 el número de las de niñas era 38 y en 1908 de niñas 134, de niños 128, y mixtas 129.
A finales del siglo XIX, surge en Alemania el llamado movimiento de la Escuela Única, de carácter eminentemente pedagógico, que tenía como objetivo garantizar a todos los niños de la Escuela Primaria Pública, la adquisición de una educación que correspondiese a sus intereses y capacidad, independiente de la situación económica de sus padres, y que posteriormente, a mediados del primer tercio del siglo XX, adoptó en Francia un carácter más político social, orientado a la igualdad de las clases sociales, una de cuyas características fue las clases mixtas, la coeducación. Esta tendencia fue contestada por Pío XI con la Encíclica Divini illius Magístri. La Constitución española de 1931 siguió la influencia francesa, que motivó la obra del riojano Blanco Nájera La Escuela única a la luz de la Pedagogía y el Derecho (1931).
El art. 14 de la Ley de Enseñanza Primaria de 1945 dispuso que «el Estado, por razones de orden moral y eficacia pedagógica, prescribe la diferenciación de sexos y la formación peculiar de niños y niñas en la escuela primaria». Las escuelas mixtas y las escuelas de párvulos serían regentadas por maestras; la modificación de ese art. por Ley de 21 de diciembre de 1966 permitió (Decreto de 30 de enero de 1969) que se fueran convirtiendo todas las escuelas estatales de niños y de niñas en mixtas, manteniendo el programa diferenciado con maestros del mismo sexo. La Ley General de Educación de 4 de agosto de 1970 dejó en libertad el que las escuelas fuesen mixtas o diferenciadas por sexos y se limitó a establecer que «los programas fueran matizados según el sexo». La LODE (1985), y la LOGSE (1990), reconocieron la libertad de enseñanza, pero los centros no estatales, hasta entonces con clases diferenciadas por sexos, al acogerse a los conciertos de gratuidad de la enseñanza se fueron transformando en mixtos. La LOE 2006, da prioridad a acogerse a los conciertos a los centros con clases mixtas.
En tanto, en Inglaterra, en otros países de Europa y en EEUU hay, incluso en la red pública, centros diferenciados por sexo. En el estudio llevado a cabo en Reino Unido por la Guía de las buenas escuelas se ha comprobado que las chicas que estudian en clases a las que solo asisten otras chicas tienen mejor rendimiento académico en Secundaria que las que lo hacen con chicos en clases mixtas. La diferencia se explica por el hecho de que se evitan las distracciones que a esas edades puede suponer el sexo opuesto, por falta de coacción ambiental, por no destacar en ciertas materias más propias de chicos y por la mayor autoconfianza que entre las alumnas genera el hecho de no estar observadas por compañeros (periódico ABC 20 - III-2009, pág. 43).
Leonard Sax, presidente de la Asociación de Educación de un solo sexo en EEUU, ha apostado por la educación diferenciada, porque mejora los resultados académicos de los alumnos y su socialización, al tiempo que disminuye la violencia escolar. La razón está en que el desarrollo neurológico es diferente en ambos sexos. Las chicas y los chicos difieren sustancialmente en la velocidad en que maduran sus cerebros. Las habilidades del lenguaje se desarrollan antes en las chicas, mientras que la memoria espacial madura antes en los chicos. (ABC-25-V-2009, pág. 46)
El presidente Obama en EEUU, según afirma el mismo Leonard Sax, ha nombrado secretario de Estado de Educación (ministro), a Arne Ducan por los excelentes resultados obtenidos por sus alumnos del Programa de Educación Diferenciada del que era responsable en un instituto público del sur de la ciudad de Chicago. El éxito de este centro pone de manifiesto las grandes posibilidades del modelo diferenciado en la escuela pública, tanto para niños como para niñas.
Por último, hay que tener en cuenta que en la Pedagogía, Ciencia de la Educación, hay una Pedagogía General y una Pedagogía Diferencial. Esta última se ocupa de las diferencias humanas, entre las que cabe distinguir como cualidades objetivamente apreciables, el sexo, la edad y la personalidad del individuo. Con respecto a las diferencias al sexo, hay una Pedagogía Varonil y una Pedagogía Femenina. El sujeto real de la educación no es el hombre en abstracto, sino el niño y el adolescente en concreto con sus notas y cualidades singulares. Ante la violencia de género y el aborto, la educación del niño y de la niña, sí ha de ser integral, debe incluir su educación diferenciada, según el sexo, bien sea en centro mixto o en centro diferenciado, a elección de los padres, que le prepare para la vida adulta con sentido de responsabilidad en las relaciones con respecto al otro sexo.
En Tuenti
Clases mixtas o clases diferenciadas por sexos
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.