Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Región

La Rioja

Sanz ha animado a los jóvenes a llevar La Rioja siempre en el corazón y a ser los mejores embajadores de la región, en el acto que ha puesto broche final a la décima edición de "Volver a las Raíces" en el Museo Würt
18.03.09 - 15:18 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Lágrimas y emoción al despedir a los descendientes de emigrantes riojanos
Imagen de la despedida de los jóvenes de "Volver a las raíces" en el Museo Würth./DÍAZ URIEL
La estancia en La Rioja de los jóvenes descendientes de emigrantes riojanos en América y Australia ha finalizado hoy entre lágrimas, con las emociones a flor de piel, tras dos meses de visita en el país de sus ancestros. Un total de 32 jóvenes, de los que catorce proceden de Argentina, trece de Chile y uno de Brasil, Venezuela, México, Colombia y Australia, han visitado La Rioja durante dos meses para conocer la tierra de sus antepasados y hacer prácticas laborales en empresas e instituciones de la región.
Se trata de la décima edición del programa "Volver a las Raíces" que hoy ha llegado a su fin en el Museo Würt de Agoncillo, donde se han reunido los jóvenes con los empresarios riojanos que les han acogido para hacer prácticas en sus empresas y las autoridades de la Comunidad, encabezadas por el presidente, Pedro Sanz.
A lo largo de los 60 días de estancia los jóvenes, además de hacer prácticas en las empresas, han tenido ocasión de conocer a fondo la Comunidad, su patrimonio y sus instituciones, su cultura y costumbres, su gastronomía y sus gentes.
En nombre de todos ellos ha tomado la palabra la chilena Ana María Diez, quien a duras penas ha leído unas palabras desbordadas de agradecimiento por haber tenido la ocasión de conocer la tierra de sus abuelos, de la que se ha enamorado.
Ana María se ha referido a su estancia en La Rioja como un "sueño" y un "milagro" que, al igual que a sus compañeros, le ha hecho crecer personal e intelectualmente, de forma que vuelve a Chile una persona distinta y se lleva a su país un recuerdo imborrable.
"Me siento riojana", ha dicho, antes de animar a sus compañeros a cantar a coro el pasodoble riojano "Mi tierra es La Rioja", con lo que ha conseguido humedecer de lágrimas los ojos de muchos de los asistentes, incluido el presidente Sanz.
Seguramente por ello el presidente riojano ha comenzado sus palabras con un elogio de las emociones y de las lágrimas, que a su juicio no son una prueba de debilidad sino de fortaleza cuando se trata de expresar sentimientos profundos.
Sanz ha animado a los jóvenes a llevar a La Rioja siempre en su corazón y a ser los mejores embajadores del país de sus sufridos ascendientes: "no olvidéis vuestros orígenes", les ha dicho.
Sanz ha tenido palabras de afecto para los hombres y mujeres que tuvieron que salir de La Rioja a la búsqueda de una vida mejor y ha afirmado que es La Rioja toda tierra donde vive un riojano.
El programa "Volver a las raíces" lo instauró el Gobierno de La Rioja en el año 2000 y desde entonces cerca de 300 los descendientes de riojanos han tenido la oportunidad de conocer la Comunidad, algunos de los cuales han vuelto para quedarse.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS